¿Vas a poner luces dentro de tu casa? Primero, consulta tu seguro de hogar

Tags:

​Una de las épocas donde más incidentes relacionados con los daños eléctricos se registran dentro de nuestro hogar es en Navidad como consecuencia de la instalación de las luces, pero no es el único. A lo largo de todo el año, pueden existir accidentes domésticos relacionados con ello. 

Por esta razón, estamos obligados a extremar la máxima precaución en su correcta elección e instalación, y por supuesto, conocer las coberturas de nuestro seguro en caso de que desgraciadamente se produzca algún tipo de siniestro.

Exterior e interior, una gran diferencia

Las coberturas de nuestro seguro de hogar pueden variar, pero, en la mayoría de los casos nos encontramos con puntos esenciales coincidentes que tenemos que revisar.

¿Hasta dónde llega la cobertura de mi seguro?

El primero de ellos es que nuestro seguro de hogar no cubra los siniestros eléctricos en el exterior. Esto puede ser muy importante en el caso de viviendas con jardín, en el que la decoración navideña es más profusa. Conocer hasta dónde llega tu cobertura es fundamental.

Revisar que las luces estén homologadas

En segundo lugar, es conveniente utilizar siempre utilizar luces certificadas y homologadas. La mayoría de las luces son importadas, esto no es una novedad, pero sí lo es que en los últimos años esa compra la hacen muchos directamente de países asiáticos, sin ser importadas por un distribuidor que debe asegurar que cumplen las normas de seguridad. Por esto, comprueba que se lleven siempre el marcado CE, que identifica a los productos que han pasado las evaluaciones europeas de seguridad, y no uses las que no lo son.

Renovar periódicamente las luces interiores

En tercer lugar, es importante para las coberturas del seguro la antigüedad y desgaste las mismas. Al ser un producto que usamos sólo unas cuantas semanas al año, tendemos a almacenarlo y creer que va a durar siempre, y no es así. Utilizar luces antiguas maximiza los riesgos de percance eléctrico y puede ser determinante para nuestro seguro. Renovemos las luces cada cierto tiempo. No sólo ganamos en seguridad, con el avance en el campo de luces LED, también nos beneficiamos en calidad y ahorro, tan importante en esos días.

Consejos para mantener tu hogar seguro

Todos estos puntos no quitan que apliquemos otros consejos básicos para realizar un uso responsable y evitar percances en un momento tan especial como es la Navidad:

  • Revisa el estado de las luces y las extensiones. Como hemos visto, además de desechar las antiguas o que hayan generado algún tipo de problema, comprueba todos sus elementos, desde el cableado hasta los enchufes. También ten en cuenta que las luces de exterior sufren un mayor y más rápido deterioro que las que están instaladas en el interior. En muchas ocasiones, el problema no está en las luces, sino en las extensiones que la conectan a la red a las que hay que también revisar con extremo cuidado.

  • Programa el encendido y no las dejes encendidas cuando no estés. Muchos de los siniestros eléctricos que acaban incluso en incendios se producen por sobrecargas y cortocircuitos. Puedes programar su encendido, hacerlo en las horas centrales o principales del día y, lo más importante, evita dejarlas de noche o cuando no estés presente.

  • Vigila los objetos inflamables. Estos son los lugares preferentes para colocar luces y el componente de alguno de estos (corchos, plásticos…), son inflamables, lo que eleva el riesgo de incendio. Procura no colocar cerca de estos elementos las luces, si lo haces que no emanen calor, como las LED y siempre vigilar las mismas.

En resumen, la seguridad debe ser el punto principal a la hora de preparar una instalación de luces navideñas, pero también conocer cuáles son los límites y coberturas de nuestro seguro si se produce algún tipo de percance.

En Seguros de tú a tú | ¿Es posible ahorrar en Navidad? Sí, si piensas en las fiestas desde ahora