Vacaciones y niños, el cóctel perfecto. ¿Cómo ayudarles a que aprendan a ahorrar en vacaciones?

Tags:

​La época estival supone algo más que preparativos para aquellos que son padres, pues no solo tienen que organizar las vacaciones, sino también el verano de sus hijos, ya que éstos tienen por delante casi tres meses de inactividad en los que hay que llenar sus horas libres para que no abandonen su proceso educativo.

Es decir, hay que suplir la falta del colegio con otro tipo de actividades que, aunque sean lúdicas, también refuercen su aprendizaje. Clases de refuerzo, idiomas, deportes… hay multitud de opciones, pero hay una que no está siendo muy escogida y debería serlo, sobre todo por la importancia que va a tener en el futuro para los niños.

Hablamos de la educación financiera, una materia que deberíamos inculcar a los hijos para que no repitan los errores de sus mayores. Sobre todo, esta tendencia ha empezado a crecer tras la crisis, que demostró lo poco preparados que estábamos los españoles para hacer frente a las contingencias financieras.

Por ello, aumentar sus conocimientos en esta materia puede ser una buena opción en estas fechas en las que van a estar más ociosos. ¿Cómo hacerlo?:

Actividades sencillas para aprender a ahorrar

No se trata de convertir a los niños en avezados economistas, sino de que vayan incorporando hábitos y rutinas que les hagan buenos administradores de sus finanzas cuando sean mayores. Y esto se puede ir inculcando de forma sencilla con actividades que les mantendrán entretenidos y les enseñarán a ahorrar.

Cuadernillos Rubio 2.0

Los cuadernillos Rubio han sido los compañeros de los veranos de buena parte de los españoles y pueden seguir siéndolo de tus hijos, porque sus contenidos y problemas matemáticos son muy útiles para que los pequeños no pierdan sus conocimientos con los números. Pero la ventaja es que ahora, con el desarrollo tecnológico, los podemos tener en formato digital para la tablet o el portátil. Por ello, una buena opción es descargar los que contengan problemas matemáticos adaptados a su edad que les hagan pensar y discurrir por sí solos.

Objetivo ahorro verano

El verano es época de gasto, no podemos negarlo. Pero se puede hacer una actividad con los niños para que entiendan que en verano también hay que intentar ahorrar, porque el invierno es muy largo. Se trata de marcar un objetivo de ahorro durante el verano para cada miembro de la familia y el que antes lo logre tendrá un premio especial. Es una buena forma de motivarles y de que no desperdicien sus ahorros en vacaciones.

Pequeñas compras

Para los que son los suficientemente mayores como para salir solos a la calle, es importante acostumbrarles a hacer pequeñas compras y encargos, para que se habitúen a manejar dinero, a contar bien los cambios… Comprar el pan cada día o algunos productos como fruta o helados en el kiosco, pueden convertirse en sus tareas diarias en verano y, a la vez, fortalecer sus conocimientos microeconómicos.

El gasto de vacaciones

Otra buena opción es compartir con ellos todos los pormenores de las vacaciones. Elegirlas con ellos, fijándose en los precios y comprobando la relación calidad/precio de los lugares escogidos, preparar el presupuesto necesario, buscar las opciones más económicas de transporte… Una serie de actividades con las que se sentirán implicados y de las que irán aprendiendo trucos de cara a cuando sean mayores.

Lecturas

También es conveniente que entre las lecturas veraniegas haya algunas relacionadas con el ahorro. En este sentido, al igual que sucede con los cuadernillos de ejercicios, en Internet hay un buen número de historias infantiles que promueven el ahorro con las que se entretendrán y aprenderán a la vez.

 

En Seguros de Tú a Tú | ¿Premias a tus hijos en función de sus notas? Tres ventajas y tres desventajasde esta práctica