Toma nota del presupuesto de las empresas para tus finanzas personales

Crear un presupuesto supone elaborar un plan de acción para nuestra economía, tener un dibujo bien claro de cuál es su situación y, de esta forma, saber cómo puede evolucionar para anticiparnos a gastos imprevistos. Para una empresa, la meta está clara: no incurrir en pérdidas y calcular el beneficio que se puede alcanzar. El objetivo con nuestras finanzas personales no es muy diferente: elaboramos un presupuesto para no entrar en pérdidas y para, incluso, conseguir ahorrar mes a mes y podernos dar algún que otro capricho.

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de elaborar un presupuesto?

Gastos variables, gastos fijos, ingresos. Ver cómo se comportan entre sí estas tres variables son las cuestiones básicas en cualquier presupuesto. Si una empresa tiene gastos fijos como el pago de las nóminas de sus empleados, el alquiler de un local, la compra de material…etc. nosotros tenemos todos los meses que hacer frente al pago de la vivienda, de la comunidad de vecinos, de la letra del coche, del gimnasio… Cuánto más precisos seamos al detallar todos los desembolsos al elaborar nuestro presupuesto, más completo será y mejor reflejará nuestra situación económica.

En el caso de una empresa, los gastos variables son algo más difícil de cuantificar. En un presupuesto personal, podemos decir que son aquellos gastos en los que no incurrimos todos los meses como, por ejemplo, el pago de una prima de un seguro o aquellos que son imprevistos, como adquirir una nueva lavadora, los libros del colegio de nuestro hijo o las vacaciones.

Lo que debemos identificar a continuación serán nuestros ingresos. Saber con qué vamos a contar para pagar todos esos gastos. Para la gran mayoría, el único de los ingresos será el salario, pero también habrá quien cuente con otro tipo de ingresos como los referentes a inversiones financieras o las rentas obtenidas por el alquiler de una vivienda algún piso en alquiler o por la realización de trabajos complementarios.

La foto fija de nuestro presupuesto

Comparar la relación de los ingresos con los gastos será lo que nos de la foto fija de nuestra economía, para poder observar si estamos incurriendo en pérdidas y debemos recortar gastos o si conseguimos ahorrar algo. La mejor herramienta ahora para poder tener bien dibujado este panorama no es otra que una hoja de Excel. Podemos elaborar un documento tipo como el siguiente:

INGRESOSENEROFEBREROMARZO
Salario1.600  
Trabajo extra200  
Dividendos0  
TOTAL INGRESOS1.800  
GASTOS   
Vivienda700  
Luz y agua100  
Coche120  
Teléfono 60  
Comida300  
Ocio250  
TOTAL GASTOS     1.480   


En este caso las finanzas están saneadas, la diferencia entre los ingresos y los gastos es positiva, y esta persona cuenta con un saldo positivo de 320 euros.

Tal y como hemos visto, elaborar un presupuesto nos dará la visión real de nuestras finanzas. Una foto fija que nos ayudará a saber en qué se nos va el dinero para poder reducir o eliminar deudas y gastos innecesarios, ya sea para no incurrir en pérdidas como con el objetivo de alcanzar unos ahorros.​