Todo lo que debes saber sobre el nuevo complemento a las madres trabajadoras

Ser madre supone un extra, más trabajo, más alegrías, más noches sin dormir... y, a partir del próximo mes de enero, supone también una mayor pensión de jubilación. El Congreso de los Diputados aprobó una medida el pasado mes de septiembre que, sin duda, beneficiará a todas las madres trabajadoras: aquellas mujeres que tengan dos o más hijos, y que se jubilen a partir del próximo año, contarán con un complemento a su pensión. 

Uno de los objetivos de la medida es reconocer la contribución demográfica al sistema de la Seguridad Social de las mujeres trabajadoras que han compatibilizado su carrera profesional con la maternidad, además de reducir la brecha que existe entre las pensiones de los hombr​es y las de las mujeres.​

La cuantía del complemento dependerá del número de hijos, tanto naturales como adoptados. Ese número de hijos determinará el porcentaje en que aumentará la cuantía inicial de su pensión. Así, los posibles supuestos quedarán de la siguiente manera:​

  • Para aquellas mujeres que sean madres de dos hijos, dicho complemento será del 5%, 

  • Para quienes tengan tres hijos será del 10%.

  • Para las que tengan cuatro o más hijos, el complemento alcanzará el 15%. 

De esta forma, una mujer que cuya pensión de jubilación sea de 1.500 euros al mes y tenga dos hijos, contará con un complemento a su pensión de 75 euros mensuales. Dado que la pensión de jubilación media de las mujeres en España es de unos 1.000 euros, dicho montante aumentará en 50 euros, si tomamos como bueno el supuesto de que cada una de ellas tiene dos hijos. Sin embargo, muchos tachan de regresivo este complemento, ya que aumenta la pensión tanto más a quien más tiene, al no depender de la pensión, sino únicamente del número de​ hijos. 

Algunos supuestos

En el caso de que la cuantía de la pensión reconocida alcance el límite aplicando sólo parcialmente el complemento, la madre en cuestión tendrá derecho a percibir el 50% de la parte del complemento que excede del límite máximo vigente en cada momento. Si ocurre lo contrario, es decir, si la pensión inicial no llega a la mínima fijada para ese año se le reconocerá el complemento a mínimos para alcanzar la pensión mínima legal cada año y se le añadirá el nuevo complemento por maternidad.

Las madres pierden su derecho al complemento si se jubilan de forma anticipada y voluntaria, aunque lo tendrán en el supuesto de que la causa de su jubilación anticipada haya sido el despido. De todas formas, cuando llegue la fecha efectiva de su retiro, tendrá derecho a aplicarse el complemento que le corresponda con independencia de cuál haya sido la causa de su jubilación. Por otra parte, si una mujer tiene derecho a varias pensiones, se aplicará el complemento a una única, que será la que resulte más favorable.

Como se ha mencionado anteriormente, con este complemento a la pensión de las madres trabajadoras, se busca reducir la brecha que existe entre las pensiones de los hombres y de las mujeres. Mientras un hombre cotiza de media unos 40 años, las mujeres lo hacen 31. Nada extraño si se tiene en cuenta que la práctica totalidad de las excedencias para cuidar de los hijos las solicitan las madres y son ellas también las que reducen su jornada laboral. Este menor tiempo de cotización, unido a unos salarios inferiores, tienen como resultado que la pensión de las mujeres sean bastante inferior a la de los hombres ya que, mientras ellas cobran de media unos 1.053 euros, los hombres alcanzan los 1.455 euros. 

De esta medida se beneficiarán más de 123.000 jubiladas que recibirán un complemento que podría alcanzar hasta 53.776 euros a lo largo de toda su prestación, que suele ser de 20 años de media.

En Seguros de Tú a Tú: Siete consejos para aprender a conciliar vida laboral y familiar​