Sistemas de compensación flexible: ventajas fiscales para ahorrar

Tags:

​Una de las vías de retribución que algunas empresas ponen a disposición de sus empleados son los sistemas de compensación flexible. Son sistemas que permiten a los trabajadores adquirir bienes y servicios a través de la empresa, con la ventaja de que se obtienen ventajas fiscales y un mejor precio que si lo hicieran ellos directamente en el mercado.

De esta manera, a través de los sistemas de compensación flexible, lo que se consigue es que los empleados de una empresa tengan una mayor renta disponible, la cual se consigue por la vía del ahorro directo, al obtener los productos a un menor precio, y por la vía del ahorro fiscal en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, al bajar el tipo impositivo.

Entre los productos que se pueden encontrar en los sistemas de compensación flexible, están los cheques restaurante, el pago de la guardería para niños de hasta tres años, el pago de actividades de formación, el del seguro de salud y la tarjeta de transporte urbano para desplazamientos laborales. Adquiriendo cualquiera de estas opciones a través de un sistema de compensación flexible, permitirá ahorrarse la parte correspondiente al tipo impositivo del IRPF y la que corresponda por el efecto de la bajada de la base imponible.

Por ejemplo, un trabajador que solicita cheques de comida por importe de 1.100 euros al año (100 euros/mes) y que tenga unos ingresos de 40.000 euros brutos/año, obtendrá los siguientes resultados, pagando en restaurantes con y sin vales de comida:

Sin vales de comida

El trabajador deberá disponer de la cantidad a pagar directamente cada vez que acuda a un restaurante, a través de los medios de pago habituales. Si el gasto total al año es de 1.100 euros, estos pagos no tendrán ningún impacto sobre su IRPF.

Con vales de comida

El trabajador deberá adquirir cheques de comida a través de su sistema de compensación flexible y la cantidad total que escoja, es la que le permitirá obtener un ahorro fiscal. Si el tipo impositivo del trabajador en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas es del 21 %, dado que en su nómina se descuenta la cantidad de los cheques de comida del salario bruto, este 21 % es el primer ahorro que conseguirá (aproximadamente 231 euros).

Además, la cantidad que se dedique a vales de comida, está exenta de tributar en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, por lo que tendrá un efecto sobre la base imponible y, por tanto, en el tipo global para hacer cuentas con el fisco, será menor. Esto significa que la cantidad a pagar por el IRPF en el ejercicio será menor que en la opción sin vales de comida.

Conclusiones

 

Los sistemas de compensación flexible son una alternativa bastante interesante para estirar el salario disponible de los trabajadores, que suelen ser implantados en empresas que quieren ofrecer algo más a sus empleados, pero sin tener que ampliar su masa salarial. Para el trabajador, resulta de interés porque obtiene lo que busca, estirar al máximo la renta disponible, por tanto, conviene tenerlos en cuenta y echar cuentas cuando se tiene acceso a alguno.