Siete beneficios para tu cuerpo y tu bolsillo de practicar senderismo

​El senderismo es una práctica deportiva que nos ayuda al mismo tiempo a mantener y reforzar nuestra salud, realizar una actividad muy constructiva de ocio y, todo ello, ayudando a nuestras finanzas personales. Veamos sus principales ventajas.

Lucha contra la obesidad

El consumo cotidiano de calorías a través de la actividad física, ayudado con una dieta adecuada y hábitos de vida saludable, contribuye a mantener un peso equilibrado. La obesidad es un importante factor de riesgo en diversos tipos de enfermedades entre los que se incluyen algunas tan preocupantes como las enfermedades cardiovasculares o varios tipos de cáncer, incluido el de mama o las relacionadas con el aparato locomotor.

Favorece la concentración

El senderismo es una actividad que reclama atención. Debemos estar pendientes de no perdernos, de disfrutar del paisaje, del piso por el que caminamos, etc. De este modo, estamos trabajamos la concentración.

Trabajamos la orientación

Seguir una ruta, comprobar si hemos llegado a los puntos marcados, observar las vistas panorámicas, etc. son prácticas que nos ayudan a orientarnos, a comprender los mapas y saber interpretar las señales características del entorno.

Se puede compartir con otras personas

El senderismo se puede practicar en soledad, pero su práctica con otras personas es muy estimulante. Permite conversar, compartir experiencias, ayudar a otras personas y ser ayudado por ellas.

Nos mantiene ágiles

El senderismo implica mover nuestras extremidades inferiores, pero no solamente. Es, por ejemplo, posible que tengamos que agacharnos, esquivar algún obstáculo, realizar algún pequeño salto o apoyarnos en algún punto. La realización de tantos movimientos ayuda a mantener una buena movilidad y agilidad.

Se puede realizar sin grandes desembolsos

Con una pequeña inversión en ropa y calzado se puede practicar senderismo durante mucho tiempo. También es posible tener que costear algún desplazamiento. Sin embargo, finalmente, consiste en algo tan barato como caminar, lo que hace de esta actividad y otras relacionadas, como salir a correr, una de las alternativas de deporte y ocio más asequibles.

Mejora nuestro contacto con el entorno

Nos permite estar en contacto con la naturaleza, el patrimonio cultural y artístico, con las personas de los lugares que atravesamos, etc. El senderista aprende caminando, descubre una mejor forma de integrarse en el entorno del que forma parte. También es posible viajar a otros lugares distintos al ambiente habitual para practicarlo y descubrir otras realidades.

En Seguros de Tú a Tú | Correr para ser mejor inversor; ¿en qué se parecen la Bolsa y el running?