Si trabajo siempre en casa, ¿para qué necesito un seguro de vida?

Hoy en día, la figura del ama de casa (o el amo de casa), dedica su día a día a cuidar de los suyos más por una decisión familiar o personal que por unas reglas sociales establecidas e inmovibles. Una decisión que muchas veces depende de las cuentas que hagamos; se trata de un trabajo que no está remunerado pero que tampoco tiene precio... o quizá sí.

Si bien se trata de un trabajo que no genera ingresos, no menos cierto es que evita que se generen gastos en la familia. Todo ese trabajo de planchar, de limpiar, cocinar, cuidar de los niños... tiene un valor monetario; si un día falta quien realiza ese trabajo, la tarea tendrá que ser asumida por otra persona. Según un estudio realizado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el trabajo que realizan las amas y amos de casa españoles asciende a 424.000 millones de euros, lo que equivale a casi la mitad del PIB del país. Así que sí, eso de que se pasan todo el día en casa y que no necesitan un seguro de vida no es más que un mito trasnochado. Las amas y amos de casa también necesitan de un seguro de vida, por ellos y por los que la rodean, para cubrir imprevistos como accidentes en el hogar, enfermedades y, llegado el caso, su ausencia.

​Seguros de vida para amas y amos de casa​​

Muchas aseguradoras cuentan con seguros específicos para los amos y amas de casa, aunque también hay que tener presente que el seguro que contrata una persona puede servir igualmente para su pareja, siempre que así se negocie y quede recogido en el contrato.

Estos seguros de vida tratan de cubrir todos los riesgos que se derivan de la actividad diaria de estas personas. El hogar es uno de lo lugares donde más accidentes se producen, desde toda clase de caídas, a quemaduras con el aceite caliente o cortes con un cuchillo, y quienes más expuestos están a sufrirlos es este colectivo

Lo primero que hay que tener presente a la hora de buscar un buen seguro es valorar las garantías que necesitamos que nos cubra. Para las amas de casa, el accidente en el hogar es una de las primeras posibles situaciones que deberían estar recogidas, un seguro que les cubra en caso de que no puedan ejercer su actividad diaria con una compensación que sirva, por ejemplo, para pagar el sueldo de quien les sustituya en su trabajo. Por supuesto, no está demás que se incluya la asistencia médica en caso de enfermedad así como la asistencia domiciliaria.

En cualquier caso, las coberturas que existen en el mercado y que un amo o ama de casa puede llegar a necesitar son muchas más. Algunos seguros ofrecen desde una indemnización en caso de tener un cáncer de mama hasta el pago de operaciones de cirugía estética debido a un accidente. En todo caso, cada uno debe sentarse a pensar qué garantías cree que debe contratar en su seguro

En Seguros de Tú a Tú: Todo lo que debes saber sobre el nuevo complemento a las madres trabajadoras