¿Quieres saber cómo funcionan las finanzas empresariales? Pídele dinero a tu padre

Cuando pedimos dinero a nuestros padres, estamos actuando como lo haría cualquier empresa. Obtenemos recursos económicos ajenos que utilizamos para adquirir un determinado producto para, después, devolvérselo a la persona que nos lo ha prestado. La única diferencia es que, la empresa apunta estas transacciones en sus libros contables y nosotros en un papel para que no se nos olvide.

A pesar de la simplicidad de los apuntes realizados en nuestras libretas y de su enorme similitud con las finanzas empresariales, muchas veces, no está ligado a saber cómo funciona la contabilidad. Existen, incluso, acertijos y adivinanzas que circulan por Internet que se explican utilizando la contabilidad, pero que no somos capaces de resolver pese a su sencillez. En este artículo, precisamente, utilizaremos uno de ellos para explicar cómo funcionan las finanzas empresariales y veas que, en realidad, es muy sencillo.

Uno de los acertijos que circulan por Internet es el siguiente:

Imagina que quieres comprar una camiseta de 97 euros. Para ello, le pides 50 euros a tu madre y otros 50 euros a tu padre. La pagas y la tienda te da tres euros de cambio. Le devuelves un euro a tu madre y otro euro a tu padre, además de uno que te quedas. Todavía le debes 49 euros a tu madre y 49 euros a tu padre, es decir, 98 euros más uno que tienes, 99. ¿Qué ha pasado con el euro que falta?

De este modo, podemos explicar de manera gráfica cómo funciona la contabilidad y, de paso, daremos la solución a un problema que todavía trae de cabeza a muchas personas, cuyo error es sumar cosas diferentes, o, lo que es lo mismo, mezclar churras con merinas. En este tipo de problemas, existen dos conceptos diferentes: por un lado, lo que tenemos (activo) y, por otro lado, lo que debemos (pasivo), que en todo momento tienen que sumar lo mismo.

Empecemos por el principio: si pides 50 euros a tu padre y 50 euros a tu madre, tendrás 100 euros en efectivo pero, al mismo tiempo, tendrás una deuda de esos mismos 100 euros. 

Concepto Activo ​​Pasivo
​Efectivo​100​​
​De​uda con tus padres​100

Cuando compramos la camiseta por 97 euros, tendremos una camiseta (como es algo que tenemos, pasará a formar parte del activo por valor de 97 euros) y 3 euros en efectivo, pero seguiremos debiendo 100 euros a nuestros padres.

Concepto Activo ​​Pasivo
​Camiseta97
Efectivo3
Deuda con nuestros padres ​100

Y cuando devolvemos tres euros a nuestros padres, nos quedamos con un euro en efectivo, pero la deuda se reduce en dos euros:​

​Concepto​ActivoPasivo​
​Camiseta​97
​Efectivo1
​Deuda con tus padres 98

En el ejemplo, cuando devolvíamos un euro a cada uno de nuestros padres, estábamos sumando erróneamente la devolución de esa deuda como si fuese parte de esos cien euros, cuando en realidad ha servido para reducir parte de la deuda con nuestros padres. Es decir, estábamos sumando conceptos diferentes. 

El equilibrio entre activo y pasivo se da en todos los ámbitos de la vida

Como ves, en todo momento se da el equilibrio entre activo y pasivo, ya que la cantidad de uno y otro lado es siempre la misma. Esto es lo que sucede en las empresas: si pedimos dinero a un banco, aumentará nuestro activo porque dispondremos de más liquidez pero, al mismo tiempo, aumentará nuestra deuda.

Por tanto, la contabilidad se puede aplicar a cualquier transacción en la que haya dinero de por medio. Una idea que sirve no solo para acertar las adivinanzas que nos envían nuestros amigos sino, también, para aprender a mejorar nuestras finanzas personales.