¿Qué título es más demandado por las empresas para acreditar mi nivel de inglés?

​​​​​​​En un mundo global, en el que toda la información está interconectada y se transmite en muy poco tiempo, saber comunicarse con personas que hablan otros idiomas se ha convertido en un elemento fundamental de nuestro día a día. Y si hay un idioma global que sirve para comunicarse con personas de otros países y otras culturas, ese es el inglés. La mayor parte de empresas, especialmente las multinacionales, valoran el conocimiento de este idioma de forma muy positiva, hasta el punto de considerarlo como un requisito imprescindible para algunos puestos de trabajo, incluso por encima de cualquier título universitario.

Sin embargo, para una empresa, conocer el nivel de inglés de los aspirantes a su puesto de trabajo es una tarea bastante difícil, ya que en muchas ocasiones es costoso realizar pruebas para garantizar que el candidato cumple con los requisitos que exige la compañía. Por esta razón, ​es importante acreditar nuestro nivel de inglés a través de algún título o certificado. Pero, ¿cuáles de ellos son los más demandados por las empresas?

​​Diferentes títulos para diferentes perfiles

Existen en España multitud de centros y pruebas extraoficiales para acreditar el nivel de inglés. ​Sin embargo, no todos ellos son iguales ni van dirigidos al mismo nivel de personas. ​​Existen diferentes acreditaciones para diferentes perfiles: unos están enfocados más al mundo académico y otros al mundo profesional, unos sirven para certificar el conocimiento del inglés británico y otros del inglés americano, unos están pensado para un determinado nivel de inglés y otros para todos ellos, etc.

​Así, aunque existen muchísimos más, estos son los más habituales:

  • TOEFL: acrónimo de Test of English as Foreign Language, se trata de un test que sirve para acreditar el conocimiento del inglés americano en el ámbito académico. ​No hay una calificación de aprobado o suspenso, siendo la propia institución educativa la que establece ​la puntuación mínima para aprobar el examen. ​Se puede realizar en más de ​4.500 instituciones acreditadas en más de 165 países. 

  • TOEIC: acrónimo de ​​Test of English for International Communication, es muy similar al anterior, sirve para certificar el conocimiento del inglés en el ámbito profesional. No es tan conocido ni tiene tanta acogida en las empresas como el TOEFL, pero sirve para ​​certificar que nuestro conocimiento del inglés es el adecuado.​

  • Exámenes de Cambridge: ​son, posiblemente, los exámenes con mayor número de alumnos y los que cuentan con una mayor acogida por los jóvenes españoles. ​Existen tres niveles: First, Advanced y Proficiency, que sirven para acreditar un nivel B2, C1 y C2, respectivamente. Este último se exige en algunos puestos directivos de empresas internacionales y para cursar estudios de doctorado o máster. Por debajo, el Advanced sirve para trabajar en entornos académicos y profesionales de muy alto nivel.​

  • IELTS​: ​​es el acrónimo de International English Language Testing System. Al igual que los anteriores, examina la capacidad oral, lectora, de escritura ​y la expresión oral, tanto para el mundo académico como para el mundo profesional.

En realidad, la mayor parte de departamentos de recursos humanos ​consideran que cualquiera de estos exámenes están muy bien valorados para encontrar un empleo, y que existen pocas diferencias entre ellos, salvo en algunos casos en los que se requiera una formación específica en un área muy concreta. A partir de este primer filtro, la mayoría de empresas realizan sus propias pruebas para asegurarse que el nivel de inglés del candidato es el adecuado para el puesto.