¿Qué seguros desgravan en la declaración del IRPF?

​Como hemos visto en otros posts, las aportaciones a los colegios profesionales o a los sindicatos pueden desgravarse en la declaración de la renta; lo que quizá no tengas tan presente es que hay seguros que también reducen nuestra factura con Hacienda. Pues sí, puedes deducirte en tu declaración los seguros de vida y de hogar vinculados a la hipoteca.

Nos podremos desgravar los seguros de vida o de hogar en los que el beneficiario de la póliza es la entidad financiera con la que hemos contratado la hipoteca. Es decir, en aquellos seguros que el banco nos obligó a contratar en la firma de la hipoteca y que están vinculados al préstamo, la legislación permite al tomador desgravarse la prima correspondiente en su declaración dentro de las deducciones por inversión en vivienda.

Lo que queda claro, por tanto, es que lo primero que debes tener para poder abaratar el pago del IRPF es una hipoteca pero mucho ojo, porque tampoco puede ser una cualquiera, ya que sólo aquellas que se hubiesen formalizado antes de que finalizara 2012 tienen derecho a deducción. Y es que, a partir del 1 de enero de 2013, se dio por finalizada la desgravación por adquisición de vivienda habitual. Los que hayan adquirido su vivienda antes de esa fecha pueden desgravarse en la declaración hasta un máximo de 9.040 euros, un umbral máximo sobre el que Hacienda nos reducirá un 15%.

De esta forma, si la contratación de los seguros fue una de las condiciones para la concesión de la hipoteca, los importes pagados en las primas de nuestro seguro de hogar y nuestro seguro de vida pueden sumarse a las cuotas pagadas en concepto de hipoteca hasta alcanzar ese máximo establecido de 9.040 euros. Por ejemplo, si hemos pagado por nuestra hipoteca a lo largo del año un total de 8.000 euros, aún quedaría un margen de 1.040 euros para poder incluir los gastos restantes, como los seguros, que lleva incluida la adquisición de la vivienda.

Aunque pudiera parecer que no supone nada, todo cuenta y suma. Si tenemos en cuenta que, cada año, estos seguros pueden suponer un coste del orden de los 150 euros cada uno, aunque depende mucho en cada caso, podemos estar dejando de recuperar 45 euros al año, el 15% de esos 300 euros, siempre y cuando tengamos margen para incluir esos gastos en el coste límite de los 9.040 euros.

Ahora que ya lo sabes, coge tu declaración y comprueba si has contabilizado o no las primas de tus seguros y calcula lo que te puede suponer. Has de saber, además, que para poder efectuar la desgravación sólo necesitarás de un certificado de tu aseguradora que presentar en Hacienda.

En Seguros de Tú a Tú: ¿Sabes cuánto tienes que pagar a Hacienda? Calcúlalo con tu base imponible/ Los planes de pensiones como forma de ahorro fiscal, ¿sabes cuánto puedes deducirte? / Me he equivocado al presentar la declaración, ¿qué hago?​