¿Por qué mi dinero no está seguro debajo del colchón?

Tags:

La lista de la compra sirve para ir al súper, los cupones descuento, las marcas blancas, no olvidarse de apagar la luz y guardar el dinero debajo del colchón. Estos son algunos hábitos que hemos recuperado con la crisis, buena parte de ellos son buenas costumbres que conviene mantener aún en tiempos mejores, todas, menos una. Guardar el dinero debajo del colchón, si somos buenos ahorradores, no es algo que convenga practicar.

Vale que guardar algo de efectivo en casa no es mala idea ni tiene por qué repercutir en nuestros ahorros. Es más, puede ser conveniente para cuando debamos hacer frente a pequeños pagos imprevistos. Pero olvídate de la idea de ir al banco a sacar una buena cantidad de tu cuenta de ahorros para meterlo bajo el colchón, no merece la pena.

​​Robos o quie​bras

Primero pregúntate qué tiene mayor probabilidad de ocurrencia, si un robo en tu casa o que quiebre tu banco. O bien mira alrededor, ¿cuánta gente conoces que haya sufrido un robo en su vivienda y cuánta que ha perdido sus ahorros porque ha quebrado su entidad?

Pero incluso podemos ponernos en lo peor, en caso de que el banco se declare insolvente el dinero que tengamos depositado en él está garantizado por el Fondo de Garantía de Depósitos. Este fondo cubre hasta 100.000 euros por titular y entidad. Está claro el lugar donde están más seguros tus ahorros.

Hacienda

Si aún así la abuela le insiste en que bueno es guardar el dinero debajo colchón, tienes que saber que en el momento en que desees utilizar esos euros y hacer algún pago importante vendrá Hacienda y te preguntará qué de dónde lo has sacado.

Deberás acreditar la procedencia de ese dinero, algo que no es sencillo a no ser que en el banco te hayan dado un justificante con la numeración de los billetes o hayas hecho alguna declaración ante notario. Y el riesgo es mucho, Hacienda puede quedarse hasta con un 52% del dinero que no se justifica.

Inflación

Si aún te queda algún pero, hay un último argumento: la inflación. Hemos hablado en otro post sobre ella y puede que ya la conozcas. La inflación es el aumento del precio de bienes y servicios durante un periodo determinado. Es lo que hace que el billete de metro que hace diez años costara un euro hoy cueste 1,50 euros.

Es decir, el valor del dinero disminuye, por una misma cantidad de euros no compramos lo mismo hoy que hace diez años. Los economistas y los gobiernos consideran que una inflación sana está  entre el 1,5% y el 2%. Esto quiere decir que el dinero que guardemos en el colchón perderá  cada año entre el 1,5% y el 2% de su valor así, sólo por estar guardado.