¿Plan de pensiones en pareja? Estas son algunas opciones que existen para planificar la jubilación entre dos

​Ahorrar para planificar nuestra jubilación se ha convertido en toda una necesidad para muchas personas. La debilidad del régimen actual de pensiones, unida al escaso poder de ahorro que tienen la mayoría de familias españolas, han hecho que muchas personas estén buscando la mejor opción para ahorrar todo lo posible antes de que llegue ese momento y que, además, esos ahorros no pierdan poder adquisitivo por culpa de la inflación.

Por esta razón, y dado que compartir las cosas casi siempre es mejor, construir un patrimonio entre dos personas es mucho más sencillo. Sin embargo, los planes de pensiones tienen carácter individual, pues su titularidad pertenece a una sola persona y, salvo raras excepciones, no pueden ser transferidos a otro titular. Entonces, ¿qué otras opciones existen? Aquí te contamos algunas de ellas.

Fondos de inversión

Los fondos de inversión se han convertido en uno de los instrumentos más utilizados por los ciudadanos españoles para ahorrar. Su flexibilidad, liquidez y su atractiva fiscalidad constituyen elementos importantes para cualquier inversor que busque rentabilidad por sus ahorros. Además, un fondo de inversión puede ser suscrito conjuntamente por tantas personas como lo deseen, y aunque es un instrumento líquido, también es útil para ahorrar con vistas a nuestra jubilación, siempre y cuando seamos constantes y evitemos tentaciones de sacar nuestro dinero antes de tiempo.

Cuentas en pareja

Las cuentas conjuntas se han convertido en una de las alternativas más utilizadas por las parejas no solo para ahorrar sino para hacer frente a los principales gastos conjuntos. Aunque en la actualidad su rentabilidad se ha quedado muy mermada, la constitución de un fondo a largo plazo constituye en sí misma la alternativa por excelencia para ahorrar entre dos personas. Su principal inconveniente es que, con el paso del tiempo, la inflación reducirá el poder adquisitivo de este dinero.

Seguros de vida

Aunque técnicamente no se trata de un producto pensado para la jubilación, contratar dos seguros de vida cuyos beneficiarios sean, en cada caso, cada uno de los cónyuges, protege a la familia en caso de que ocurra alguna de las contingencias previstas en el contrato. El capital asegurado en el seguro bien nos ayudará si surgen estos imprevistos.

Inversiones en sociedades

Las acciones y participaciones en sociedades anónimas o de responsabilidad limitada, respectivamente, han sido tradicionalmente uno de los vehículos de inversión más habituales para ahorrar por parte de las familias españolas. 

Las grandes empresas que todos tenemos en mente han sido casi siempre las opciones por excelencia para canalizar este ahorro, gracias a su estabilidad en su cotización y a los dividendos que distribuye de forma periódica. Su principal inconveniente es el riesgo que supone invertir en renta variable y su fiscalidad, mucho menos ventajosa que el caso de los fondos de inversión, por ejemplo.

Inversión en inmobiliario

Habitualmente, la vivienda es el instrumento de ahorro a largo plazo preferido por las familias españolas. A pesar de que, con el estallido de la burbuja inmobiliaria y la posterior crisis económica, la inversión en inmobiliario haya perdido fuelle, la caída en el precio de las viviendas en algunas regiones hace del inmobiliario una alternativa de inversión en pareja cada vez más interesante.

El inconveniente es que, a diferencia de los anteriores instrumentos de ahorro e inversión, el inmobiliario exige una inversión inicial muy elevada, que obliga en la mayoría de los casos a financiar la compra de la vivienda a través de un préstamo hipotecario. No obstante, el elevado precio de muchos alquileres hace que la rentabilidad de este instrumento sea superior a la de muchos otros.


En Seguros de Tú a Tú | No todo son planes de pensiones: cinco productos alternativos con los que podrás ahorrar de cara a tu jubilación