Ocho preguntas y respuestas que deberías conocer antes de abrirte un plan de pensiones

Los planes de pensiones siguen ganándose poco a poco el favor de los españoles. Si hace unos años eran considerados como un instrumento de ahorro innecesario y no disponible hasta el momento de la jubilación, pues se consideraba que la pensión pública ya cubría nuestra renta cuando dejamos de trabajar, hoy en día muchos ciudadanos deciden apostar por ellos ante el temor de que su jubilación sea precaria si lo fían todo a la hucha de las pensiones, cada vez más maltrecha.

Puede que tú seas uno de los muchos que se están planteando abrirse uno de estos planes y seguro que tendrás muchas preguntas rondando por tu mente acerca de ellos. Por eso, vamos a hacer un repaso a las más frecuentes para despejar las principales dudas que pueden surgir al respecto.

¿Qué cubre un plan de pensiones?

La principal cobertura de estos planes es la jubilación, si bien también existen otros supuestos en los que el dinero destinado a estos planes puede ser utilizado. Por ejemplo, en casos de incapacidad para ejercer el trabajo según los criterios de la Seguridad Social, fallecimiento o dependencia.

¿Qué modalidades existen?

En función de quien ponga en marcha este instrumento hay diferentes modalidades:

  1. Sistema individual: los constituye cualquier entidad financiera (promotora) y pueda acceder a ellos cualquier persona física (partícipe). Se enmarcan dentro de la previsión privada.

  2. Sistema de empleo: los promueven las empresas para sus trabajadores y cubren la previsión social empresarial.

  3. Sistema asociado: en este sistema quienes promueven en plan de pensiones son asociaciones o sindicatos para sus afiliados.

¿Qué son las aportaciones?

Las aportaciones son las cantidades de dinero que se ingresan en el plan de pensiones. que se van acumulando y quedan permanentemente invertidas en activos financieros, con la finalidad de ir constituyendo un ahorro (derechos consolidados) para el cobro de prestaciones cuando se produzcan alguno de los supuestos previstos: jubilación, fallecimiento, incapacidad laboral, dependencia

¿Quién puede realizar las aportaciones?

En los planes individuales y asociados solo pueden realizar aportaciones los partícipes, mientras que en los planes de empleo las aportaciones las pueden hacer tanto las empresas promotoras como los propios trabajadores. En 

¿Puedo aportar la cantidad que quiera cada mes?

Por supuesto, hay total flexibilidad. El partícipe puede escoger la cuantía y la periodicidad en la que hará los ingresos. De igual modo, puede suspenderlos temporalmente si es necesario. No obstante, siempre tiene que tener presente que hay un límite financiero: por Ley no se permite invertir más de 8.000 euros anuales.

¿Cómo tributan?

Los planes de pensiones tienen ventajas desde el punto de vista fiscal. Los partícipes se pueden deducir de la declaración de la renta 8.000 euros o el 30% de los rendimientos netos del trabajo y las actividades económicas. En la práctica, este beneficio fiscal beneficia a las personas que más renta tengan y que mayores aportaciones hayan realizado. En el caso de los planes de pensiones de empleo, las aportaciones que realice el promotor se consideran como rendimientos del trabajo.

¿Puedo disponer del plan de pensiones cuando quiera?

Su finalidad es cubrir la jubilación. Por tanto, en principio, solo se podrá disponer de ellos llegado ese momento. Sin embargo, hay varias excepciones: enfermedad grave o desempleo de larga duración. Además, a partir del 1 de enero de 2025, los partícipes del sistema individual y del asociado podrán disponer de las aportaciones  con 10 años de antigüedad, es decir, las que se hicieron 10 años antes.

¿Dan rentabilidad los planes de pensiones?

Los planes de pensiones, por sí mismos, no dan ningún tipo de rentabilidad, de hecho pueden incurrir en pérdidas. La rentabilidad que se logra –que no está garantizada- dependerá de en qué se materialicen las aportaciones realizadas. Cada plan invierte en una serie de activos para lograr esa rentabilidad, que pueden ser de renta variable, fija y garantizados.

En Seguros de Tú a Tú | ¿Sabes qué sistemas aseguran nuestra jubilación? Estos son sus tres pilares