Me voy a trabajar a otra ciudad, ¿cuánto puedo deducirme por movilidad geográfica?

Tags:

Desde hace algún tiempo, la transformación de la economía desde una estructura productiva basada en la agricultura a una basada en los servicios ha provocado un éxodo de ​población que emigraba de los pueblos que se asentaba en las ciudades. Con la crisis, este fenómeno se agudizado, y son muchas las personas que se han visto obligadas a hacer las maletas y buscarse un futuro fuera de la ciudad o el pueblo en el que vivían.

Sin embargo, en España, los trabajadores todavía tienen muchas dificultades para moverse de una ciudad a otra. Hacerlo no es nada sencillo, ya que conlleva muchos gastos, especialmente si tenemos que pagar dos domicilios, y supone estar lejos de nuestra familia y amigos. Ante esto, existe un beneficio evidente y que quizá tenga más peso: encontrar un trabajo que satisfaga nuestras necesidades.

Para ayudarnos con esta decisión, existe una deducción en el Impuesto Sobre la Renta de las Personas Físicas por movilidad geográfica, legislada por el artículo 20.2b de la Ley 35/2006 y el artículo 12.2 del RD 439/2007​. Una ayuda que, sin duda, nos servirá para que la decisión de cambiar de ciudad y provincia no sea tan difícil.

¿En qué consiste la deducción por movilidad geográfica?

​El cambio de residencia por motivos laborales está bonificado en el IRPF. Para tener derecho a esta deducción, hay que cumplir ​​​dos requisitos fundamentales:

  • ​​El contribuyente debe estar desempleado e inscrito en la oficina de desempleo. Este requisito limita a aquellos trabajadores que quieren cambiar de empleo por motivos profesionales de mejora o proyección, ya que es obligatorio cumplir ambas premisas. Sin embargo, y dado que no hay requisito de tiempo, podremos solventarlo simplemente si nos volvemos a inscribir en el SEPE.

  • Que el nuevo puesto de trabajo se encuentre en un municipio distino al que actualmente constituye la residencia del contribuyente y que exija el cambio de residencia. Es decir, aunque trabajemos en un municipio diferente, deberemos declarar este domicilio como nuestra residencia habitual y estar empadronado en el mismo.

¿​Cuánto me puedo deducir si cambio de residencia?

​Cumplidos estos dos requisitos, tendremos derecho a la deducción por movilidad geográfica en nuestra declaración de la renta. En concreto, con carácter general, podremos aplicar una deducción de 2.000 euros que se aplicará durante dos años, el del traslado y el siguiente, una cantidad que se ha incrementado con la entrada en vigor de la reforma fiscal en 2015​.​

Esta deducción se aplica directamente si se liquida la declaración individual, pero puede generar dudas en caso de la declaración conjunta. En este último caso, el importe total seguirá siendo el mismo, de 2.000 euros, no se multiplicará por dos. Esto hace que, para esta deducción en concreto, sea más conveniente hacerlo de forma individual.

En definitiva, la deducción por movilidad geográfica constituye una ayuda muy interesante para todas aquellas personas que tengan que cambiar de residencia por motivos laborales y que, sin duda, hará más sencillo un traslado que no siempre es fácil.

En Seguros de Tú a Tú | Así desgravan los gastos de guardería y de cuidado de nuestros hijos menores de 3 años