Invertir sin querer ganar dinero. Así funciona el crowdimpacting

Cuando un inversor coloca su dinero en un producto de inversión, se piensa que lo hace con afán de obtener una cierta rentabilidad, pero nunca con un fin adicional. A cambio de su dinero y de asumir un cierto riesgo, si la inversión sale bien, obtiene a cambio una recompensa que incrementa su capital o su participación en un negocio. Sin embargo, las cosas están cambiando y el perfil del inversor tradicional no es el único que puja en el mercado, sino que está acompañado de los inversores en sistemas de crowdimpacting.

¿En qué consiste el crowdimpacting?

El crowdimpacting es un sistema de inversión que busca el retorno de la inversión en forma de un impacto social positivo. Por ejemplo, a través de una mejora de la calidad de vida de las personas de una zona desfavorecida, o para conseguir una mejora medioambiental o en la salud de la gente.

Los inversores en crowdimpacting buscan impulsar las inversiones en activos con valores éticos y sociales, que buscan transformar la sociedad con ideas innovadoras y, al mismo tiempo, se benefician de las ventajas fiscales que ofrecen este tipo de productos. 

Ejemplos de proyectos de crowdimpacting 

Hay proyectos de crowdimpacting de todos los tamaños, aunque en r​ealidad no es un problema tanto de cantidad de fondos sino del impacto que genera sobre la sociedad. Hay proyectos pequeños que buscan, por ejemplo, la reforestación de un bosque arrasado por el fuego, y otros más ambiciosos que tratan de conseguir un gran impacto social.

Este es el caso de proyectos como Internet.org, que Facebook ha puesto en marcha para para llevar la conexión a Internet a las zonas menos favorecidas del planeta. Su lema es que cuanta más gente esté conectada, mejor será el mundo en el que habitamos. La empresa de la red social de Mark Zuckerberg busca con este proyecto generar un impacto positivo en la sociedad desplegando una infraestructura cuyo coste sería imposible de asumir en años por la pobreza profunda que reina en las zonas donde están actuando.

Google ha lanzado otro proyecto con un objetivo muy parecido, Loon for All, que consiste en el despliegue de una infraestructura de globos que llevan la conexión a Internet a lugares desfavorecidos en los que es muy difícil implantar una red tradicional, por las dificultades económicas y por las que existen a causa de la orografía y otras restricciones naturales difíciles de cambiar.

Bolsa Social, el parqué de los que buscan transformar el mundo

Invertir en proyectos de crowdimpacting no es sólo cosa de grandes empresas o patrimonios; es posible hacerlo a través de sistemas como la Bolsa Social, que pone en el mercado participaciones de empresas con impacto social positivo, para que los inversores puedan obtener un rédito económico pero, sobre todo, también social y medioambiental.

En Bolsa Social se pueden encontrar ofertas de inversión en empresas de tecnología enfocadas a la mejora de la salud, en negocios de bioagricultura  o iniciativas innovadoras que buscan cambiar la sociedad. Cada propuesta de inversión exige la creación de un proyecto en la plataforma, que debe pasar un proceso de selección y requiere un objetivo de capital con un plazo para lograrlo, igual que en las plataformas de crowdfunding en general.

En caso de reunir los fondos, el proyecto puede lanzarse y ponerse manos a la obra para salir adelante y conseguir el impacto positivo sobre la sociedad que se ha propuesto como meta.

En Seguros de Tú a Tú | Siete servicios en los que puedes ahorrar si te unes a la economía colaborativa​