He ganado un premio literario ¿Cómo debo tributar por él?

Tags:

Una primera lectura del artículo 7 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, nos daría una perspectiva optimista sobre la tributación de los premios literarios, científicos y artísticos que podamos obtener a lo largo de nuestra carrera profesional. 

En concreto, se especifica que están exentos de tributación "Los premios literarios, artísticos o científicos relevantes, con las condiciones que reglamentariamente se determinen, así como los premios Príncipe de Asturias, en sus distintas modalidades, otorgados por la Fundación Príncipe de Asturias". Sin embargo, la realidad es, en la mayoría de los casos, bastante distinta.

Una buena parte de estos premios se utilizan para su explotación posterior. En estas circunstancias, si existe contraprestación económica por la entrega de esta obra, el premio tributa. Esto sucede en la mayor parte de ocasiones en las que se concede un premio, especialmente en las obras literarias, en las que es el escritor quien tendrá que pagar a Hacienda por los premios obtenidos. Un ejemplo claro lo tenemos en el mayor premio literario de España, el premio Planeta. Los 600.000 euros que recibe el ganador son a cambio de ceder su obra que luego es explotada y vendida comercialmente por la editorial, así que quien recibe el premio tendrá que tributar por él.

¿Qué impuestos paga el premio de un concurso​?

La recepción de estos premios es considerado como una renta irregular. Se obtiene el ingreso en un momento determinado, pero no se considera una ganancia que se vaya a recibir regularmente en el tiempo. Como tal renta, tiene un beneficio fiscal, al existir una reducción por las mismas. 

Sin embargo, desde la reforma fiscal del 2015, se han reducido esta bonificación del 40% al 30%. Por ejemplo, si obtienes un premio de 10.000 euros, tributarás por 7.000 euros, que se integrarán dentro de la base imponible del contribuyente, quedando el 30% restante exento de tributación.  

¿Cuándo no se tributa por un premio?

Afortunadamente, existen premios libres de impuestos. Para que así lo sean, la entidad que lo adjudica tiene que dirigirse a la Agencia Tributaria pasa solicitar que se incluya en un listado de premios exentos. Para que se beneficie de esta exención, tiene que cumplir el requisito del punto anterior: que no exista un uso comercial posterior de la obra ganadora. Si la Agencia Tributaria comprueba que es así, la incluirá dentro de ese listado y todo lo ganado estará libre de impuestos.

Además, el contribuyente puede solicitar la exención del impuesto si ha obtenido este premio en el extranjero. En este caso, los motivos tienen que ser los mismos, y el único requisito es presentar esta solicitud antes del inicio del período reglamentario de declaración del ejercicio en que se hubiera obtenido. Por ejemplo, si una persona obtiene un premio en el extranjero en 2016, tendrá que solicitar la exención antes de abril de 2017, cuando se inicie el periodo de liquidación de la renta de este año.

En Seguros de tú a tú | Cinco cosas que podías haber hecho para optimizar tu Declaración de la Renta​