"Hacer la compra" de nuestras finanzas también es posible: así funcionan los supermercados de fondos

​Cuando hacemos la compra, solemos acudir a un único establecimiento donde adquirimos todos los productos que necesitamos. Este espacio físico, más conocido como supermercado, ofrece una cesta básica de bienes de diferentes marcas, donde nosotros como consumidores somos soberanos y podemos elegir los productos que mejor encajen con nuestras necesidades, bien sea por el precio o por su calidad.

Sin embargo, a la hora de elegir un fondo de inversión, no existe esta posibilidad. Nosotros como inversores debemos conocer qué entidades comercializadoras ofrecen ese producto, abrir una cuenta de valores con ellos y comenzar a operar, pero no existe ningún lugar que ofrezca el acceso a todos los fondos de inversión en una única plataforma.

El nuevo supermercado de fondos de BME

Para solucionar este problema, BME (operador de todos los mercados de valores y sistemas financieros de nuestro país) va a lanzar su supermercado de fondos, una plataforma donde el inversor podrá acceder a todos los fondos de inversión inscritos en la CNMV, sean españoles o extranjeros, independientemente de la entidad en la que tenga su cuenta de valores. En la práctica, esta plataforma supone colocar a los fondos de inversión en el mismo lugar de las acciones y los ETF (Exchange Traded Funds), donde esta sencilla operativa ya era posible.

Esta plataforma supone una auténtica revolución en el mundo de la inversión, pues hasta este momento solo era posible acceder a los fondos de inversión gestionados o comercializados por esta misma entidad.

¿Qué ventajas tiene este sistema?

Evidentemente, la mayor ventaja de este sistema es la posibilidad de acceder a un abanico bastante amplio de posibilidades de inversión, a las que posiblemente no se pueda acceder de forma individual. Esto, a su vez, facilita los traspasos entre fondos, que se realizan a través de órdenes específicas, una posibilidad que a nivel fiscal permite diferir y optimizar el pago de impuestos.

Esta operativa supone, además, un ahorro de costes para el cliente, y no solo porque la propia plataforma vaya a tener unos costes más competitivos, sino también porque le permitirá al cliente tener una única cuenta de valores donde operar, ahorrándose de esta manera las comisiones que les pudiese cobrar la entidad comercializadora por este servicio.

Pero, ante todo, los supermercados de fondos suponen una comodidad. A través de un solo click, se puede acceder a todos los folletos informativos de los fondos de inversión, lo que facilita la comparación entre productos y permite que tengamos más y mejor información sobre lo que contratamos en todo momento. 

En España, se prevé que el supermercado de fondos que ultima el BME entre en funcionamiento a finales del mes de junio.

En Seguros de Tú a Tú | ¿Cómo calculo la rentabilidad de mi fondo de inversión?