Gana hoy y paga a Hacienda mañana: ¿en qué consiste el diferimiento de impuestos?

​​​​La rentabilidad de los depósitos sigue bajando​ y su media ya ​se sitúa ya por debajo del 0,60%, incluyendo los plazos más elevados de hasta 24 meses. Esta tendencia no va a cambiar a medio plazo, lo que provoca que el instr​umento de ahorro favorito para millones de españoles sea muy poco rentable, incluso cuando se apuesta por entidades pequeñas, plazos largos e inversiones muy importantes. A todo ello se le une una fiscalidad que tiene pocas ventajas​. No hablamos de los tipos impositivos que son los mismos que otros productos de inversión, sino del momento en el que se pagan los mismos.

La diferencia entre un depósito o una cuenta de ahorro y otro instrumento como un fondo de inversión o un seguro de ahorro​ desde el punto de vista fiscal está en el momento en el que se tributa por las ganancias obtenidas. Así, mientras para los primeros hay que tributar cada vez que el banco paga los intereses que devenga el producto, para los segundos solo se paga cuando se vende el producto y se recupera todo el dinero. A esta disparidad se le conoce como diferimiento fiscal y,como veremos a continuación, constituye un factor fundamental a la hora de invertir.

Cómo aprovecharse del diferimiento fiscal

El diferimiento fiscal permite que, a igualdad de condiciones, el beneficio neto después de pasar por Hacienda sea mayor. Si a ello le unimos que, en productos como los fondos de inversión, los traspasos entre productos tampoco tributan, la ventaja por la extensión en el tiempo del diferimiento de impuestos es mucho mayor. 

Veámoslo mejor con un ejemplo, comparando un producto como un fondo de inversión o un seguro de ahorro con diferimiento de impuestos con un depósito o cuenta de ahorro con una rentabilidad ambos del 3% y una inversión inicial de 1.000 euros. En el primer caso, el cliente retira todos los años esta ganancia generando unas importantes diferencias fi​scales. Los 30 euros generados de intereses tributarán al 19% por lo que pagaremos 5,7 euros anualmente y el rendimiento neto será de 24,3 euros. ​

Si nuestro objetivo es conseguir el mayor capital posible en un plazo de 10 años, reinvirtiendo los beneficios conseguidos, la diferencia se hace importante. En el depósito lo haremos por el rendimiento neto, restando lo pagado por impuestos mientras que, en un producto con diferimiento fiscal, por la totalidad, capitalizando las ganancias y acumulando más beneficios, como podemos observar en las siguientes tablas: 

AñoInve​rsiónRentabilida​​d
Bruta
  Tributación
Mínima (19%)
  Rendimiento
neto
11.000,00 €30,00 €5,70 €24,30 €
21.024,30 €30,72 €5,84 €24,89 €
31.04​9,19 €31,47 €5,98 €25,50 €
41.074,68 €32,24 €6,12 €26,61 €
5​1.100,80 €33,02 €6,27 €26,74 €
61.127,55 €33,82 €6,42 €27,40 €
71.154,95 €34,64 €6,58 €28,06 €
81.183,01 €35,50 €6,74 €28,74 €
91.211,67 €36,33 €6,90 €29,44 €
101.241,20 €37,23 €7,07 €30,16 €
Total1.241,20 €63,65 €

​​​
​​​​​​​​​​​​Año​​Inversió​nRentabilidad 
anual
​Beneficio
acumulado
​Tributación
mínima 19%
​​​​Rendimiento
neto
11.000​,00 €30,00 €​
21.030,​00 €30,90 €
31.060,90 €31,82​ €
41.092,72 €32,78 €​
51.125,50 €33,76 €
61.159,27 €34,77 €​​
71.194,05 €35,82 €
81.229,87 €36,89 €
91.266,77 €38,00 €
101.304,77 €39,14 €304,77 €57,90 €246,86 €

Una ganancia importante que cada año que pasa se incrementa ya que, en el diferimiento fiscal, el tiempo juega a nuestro favor. Por tanto, si pensamos en el ahorro a largo plazo, incluso en inversiones seguras, la fiscalidad es un elemento fundamental para conseguir una rentabilidad superior.

En Seguros de tú a tú | Estas son las principales ventajas fiscales de los seguros de ahorro​​