Esto es todo lo que tienes que saber sobre el cese de actividad en los autónomos

​La prestación por cese de actividad de los autónomos que ofrece la Seguridad Social es un desconocido relativo. Aunque muchos ya han accedido a ella, otros siguen sin comprender los requisitos que deben cumplir e, incluso, algunos todavía desconocen su existencia.

Qué es el cese de actividad en los autónomos

Al cese de actividad se le denomina coloquialmente "el paro de los autónomos". Se trata de una situación en la que se abandona la actividad temporal o definitivamente por razones ajenas a nuestra voluntad. En ese caso, existe una prestación de la Seguridad Social que contribuye a paliar la disminución de ingresos.

Cuándo y por qué se produce: causas

Para poder cobrar la prestación, el cese de actividad tiene que deberse a alguna de las causas previstas:

  • motivos económicos, técnicos, productivos u organizativos

  • fuerza mayor

  • pérdida de la licencia administrativa

  • violencia de género

  • divorcio o separación matrimonial

Cada una de estas causas tiene sus requisitos propios adicionales y en todas ellas es necesario acreditarlo cumplidamente. Por otro lado, en algunos casos, como en el de los trabajadores autónomos económicamente dependientes (TRADE) existen especialidades.

Qué requisitos tiene que cumplir el autónomo

Habrá que cumplir todos los siguientes requisitos:

  • Estar dado de alta de autónomos o en el régimen de los trabajadores del mar

  • Haber cubierto el período de cotización por cese de actividad al que nos referimos más abajo

  • Que el cese se haya producido por las causas expuestas más arriba

  • Comprometerse a la búsqueda activa de empleo y a la realización de cursos

  • No tener la edad ordinaria de jubilación, salvo que no tengamos acreditado el período necesario para ello.

  • Estar al corriente de los pagos de las cuotas de la Seguridad Social

  • No tener ninguna incompatibilidad

Cuánto tenemos que haber cotizado

Se debe haber cotizado, al menos, durante los doce meses inmediatamente anteriores al cese de actividad.

Cómo saber cuánto nos queda de prestación de desempleo siendo autónomo

Si se vuelven a dar los requisitos, se puede volver a solicitar la prestación, pero tienen que haber pasado dieciocho meses desde que nos reconocieron el derecho a esta prestación por última vez.

Por otro lado, tendremos que descontar los meses que dieron lugar a la prestación anterior. Por ejemplo, si en su momento cotizamos 20 meses y percibimos la prestación por ellos, no podremos incluirlos.

Finalmente, para calcular el período cotizado no podemos remontarnos más allá de cuarenta y ocho meses antes del cese de actividad aunque hubiésemos cotizado con anterioridad por cese de actividad.

Qué derechos tenemos según lo que hayamos cotizado

Además del derecho a cursos de formación, la principal prestación es la económica. Su cuantía es del 70% de la base reguladora, calculada como media de las bases de cotización de los últimos 12 meses. En todo caso, existen unos límites entre los que se debe mover la cuantía, como vemos en la siguiente tabla:

Cuantía máximaCuantía mínima
Sin hijos17580
Con un hijo200107
Con dos o más hijos225107

 

En cuanto al tiempo durante el que se puede disfrutar la prestación es el que se observa en la siguiente tabla:

Período de cotización (en meses)Período de la protección (meses)
De doce a diecisiete2
De dieciocho a veintitrés3
De veinticuatro a veintinueve4
De treinta a treinta y cinco5
De treinta y seis a cuarenta y dos6
De cuarenta y tres a cuarenta y siete8
De cuarenta y ocho en adelante12

Mayores de 60 años

En el caso de los mayores de 60 años, la duración de la prestación es la recogida en la siguiente tabla:

Período de cotización (meses)Período de la protección (meses)
De doce a diecisiete2
De dieciocho a veintitrés4
De veinticuatro a veintinueve6
De treinta a treinta y cinco8
De treinta y seis a cuarenta y dos10
De cuarenta y tres en adelante12

¿Y los autónomos dependientes?

Sin perjuicio de los supuestos que explicábamos más arriba para el conjunto de los autónomos, en el caso de los trabajadores autónomos económicamente dependientes se entiende que se encuentran en situación de cese de actividad cuando:

  • Cuando se les termine el contrato, la obra o el servicio

  • Por incumplimiento contractual grave de su cliente

  • Porque el cliente haya rescindido el contrato por causa justificada o injustificada

  • Porque la muerte, jubilación o incapacidad del cliente impida continuar la actividad

Cómo se renuncia

En la actualidad esta cotización es voluntaria. En su momento, hubo que arbitrar un procedimiento para que pudiesen, si querían, renunciar los autónomos que, con anterioridad, había estado obligados a acogerse a ella. De este modo, no hay que renunciar explícitamente. Simplemente, si nos interesa, nos podemos acoger a ella.

En Seguros de Tú a Tú | ¿En qué circunstancias puede solicitar el autónomo la segunda oportunidad?Voy a empezar una actividad como autónomo ¿Qué información tengo que presentar a Hacienda?El sistema de módulos de los autónomos, ¿qué es y qué requisitos tengo que cumplir para tributar por él?Soy autónomo y me gustaría jubilarme anticipadamente ¿tengo derecho a hacerlo?¿Puedo emitir una factura sin antes darme de alta como autónomo? Esto es lo que dice la ley