Estas son las condiciones del seguro si eres un conductor novel

​Cuando una persona aprueba el examen que le da derecho a obtener el carnet de conducir y quiere empezar a circular por las vías y carreteras españolas, la ley establece que el vehículo que conduzca debe contar, al menos, con el seguro obligatorio de circulación.

Este seguro alcanza a cubrir la responsabilidad civil frente a terceros en caso de accidente, de acuerdo con las condiciones pactadas en la póliza. Por tanto, es muy importante prestar atención y estar seguro de que estas condiciones incluyen la cobertura de la conducción del vehículo por un conductor novel.

Cómo afecta la forma de calcular un seguro a los conductores noveles

Las ofertas de seguros de coche son preparadas por las compañías aseguradoras en base a datos históricos de siniestros, estableciendo precios diferentes para los distintos grupos de riesgo que se obtengan como resultado de combinar diferentes variables del conductor y el vehículo a asegurar (edad del conductor, características mecánicas del vehículo, años de experiencia al volante, entre otras). A mayor riesgo que presente un cliente, mayor será el precio del seguro.

Al contratar un seguro, la compañía pide información al cliente para determinar su perfil y encajarlo en un grupo de riesgo y, por tanto, asignarle un precio. En el caso del seguro de automóvil, uno de los datos que se suele pedir es el de la antigüedad del carnet de conducir, que es un indicador de la pericia del conductor al volante por la experiencia acumulada conduciendo a lo largo del tiempo. Las estadísticas dicen que cuantos más años de carnet de conducir tenga una persona, su experiencia reduce la probabilidad de accidente, frente a otras personas más inexpertas, como es el caso de los conductores noveles.

Por tanto, en el caso de un conductor novel que empieza a conducir y, sobre todo, cuando se trata de pólizas que cubren a varios conductores, es importante confirmar que el novato está cubierto por la misma y que no hay ninguna cláusula que lo excluya expresamente de la cobertura del seguro. Si existiera una cláusula que excluyera a noveles, hay que saber que en caso de accidente con ésta como persona responsable al volante, la compañía no se haría cargo de ninguna compensación, dado que no es uno de los supuestos cubiertos.

Cuando se actualiza una póliza para añadir a un conductor novel, por ejemplo, la de un padre que añade a su hijo con el carnet recién aprobado para que conduzca el coche familiar, es bastante habitual que el precio del seguro se incremente. Es una variación lógica, si tenemos en cuenta que se está añadiendo más riesgo al seguro. En palabras llanas, lo que se está haciendo es abarcar un perfil de riesgo con mayor probabilidad de accidente según los datos históricos.

Hay que tener en cuenta, además, que el seguro se calcula para períodos de vigencia de un año, independientemente de que se pague de forma fraccionada o en un único pago. Esto significa que la validez de la póliza es anual y no puede ser cancelada antes de su vencimiento, salvo que el asegurado venda el vehículo o se dé de baja de la circulación (por accidente, por ejemplo).

En caso de que se quiera dar de baja el seguro, debe hacerse de acuerdo con las condiciones de la póliza y en el plazo establecido. Para la renovación de la póliza también se debe proceder de acuerdo a lo fijado en la póliza, habiendo en muchas de ellas cláusulas que regulan su renovación automática al cabo de un tiempo, salvo que alguna de las partes decida que no quiere continuar y romper el contrato.

Conclusiones

Cuando se comienza a conducir por las carreteras españolas, es importante tener en cuenta la obligatoriedad del seguro de circulación. Se trata de una garantía que se exige para que todos los conductores puedan circular por las vías con la tranquilidad de que, en caso de accidente, habrá siempre una compañía que se hará cargo de atender los daños personales y materiales, siempre atendiendo a lo establecido en la póliza.

Al ser un producto de riesgo y los conductores noveles los menos expertos al volante, es normal que este seguro sea más caro en los primeros años de conducción. Poco a poco, a medida que se va adquiriendo experiencia, si se acumulan años sin siniestros el precio del seguro se irá ajustando al estándar para el segmento en el que se encuentra el asegurado.