¿Estamos realmente cubiertos? Así nos aseguramos los españoles

¿Vivimos seguros los españoles? A esta pregunta la mayoría contestaría que sí. Sin duda, España es un país en el que la seguridad está básicamente garantizada a nivel general. Pero, en el ámbito personal, ¿estamos cubiertos ante cualquier tipo de accidente que nos pueda suceder? Pues a esa pregunta Unespa, la Asociación Empresarial del Seguro, le ha dado respuesta.

A partir de su informe Estamos Segurosanaliza el sector asegurador durante el pasado año y el comportamiento de los españoles ante la industria aseguradora. Es decir, el tipo de cobertura del que disfrutamos la mayoría de la población. En líneas generales, podemos decir que la penetración del seguro es bastante alta, ya que el porcentaje de hogares en los que no hay ni un solo tipo de seguro es del 5%. 

Los más extendidos son los de vivienda, automóvil y decesos, que son con los que contamos la mayoría. Por el contrario, los seguros de responsabilidad civil o salud no han logrado penetrar de la misma forma entre el público todavía. Vayamos por partes para tener una imagen más fiel de cada segmento.

Seguro de vida

Este seguro tiene la función de cubrir nuestro fallecimiento y puede asegurar coberturas adicionales como invalidez. Además, sirve para generar ahorros con vistas  a la jubilación. Más de 20 millones de españoles gozan de esta cobertura, lo que reportó a la industria el pasado año 210.000 millones de euros. 

Andalucía es la Comunidad Autónoma donde hay más personas aseguradas en este segmento, más de 4 millones, si bien también es la comunidad más habitada, seguida de Madrid y Cataluña, con más de dos millones. Sin embargo, llama poderosamente la atención que en las ciudades autónomas apenas se utiliza, pues en Ceuta solo lo tienen 25.000 personas y en Melilla, algo más de 11.000.

Seguro de automóvil

Sirve para proteger de los daños ocasionados por un vehículo. Se trata de una protección obligatoria que todo conductor debe tener si quiere poder circular libremente, de ahí su elevada penetración. . No solo cubre golpes de un coche a otro; cubre a las personas que viajan en los coches, a los peatones o a los ciclistas. 

Lo que muchos conductores no saben es que este seguro también puede cubrir las incidencias durante el viaje, la defensa jurídica en caso de necesitarla, el robo del coche o la propia retirada del carnet de conducir. Depende de la modalidad contratada. Así, cada año el sector resuelve 11 millones de incidentes, según los datos de Unespa.

Seguro de salud

En este caso, los datos de Unespa ponen de relieve que el 20% de los españoles tiene un seguro de salud, mientras que el 8% dispone además de una póliza dental. Este segmento, que cubre los gastos de los asegurados por enfermedad, mueve al año 5.700 millones de euros. 

Este seguro tiene cada vez más penetración debido a los recortes que ha sufrido la sanidad española, , trasvasando así a muchos pacientes al sector privado.

Seguro patrimonial

Los seguros patrimoniales o multirriesgo están presentes en el 75% de las viviendas en España. Cubren muchas vicisitudes, como los robos o las averías que puedan sufrirse en el hogar, pero también en empresas, comunidades de vecinos, hoteles e incluso escuelas. Su protección suele ser integral.

Según los datos del informe, los daños que más cubrieron el pasado año fueron los causados por agua en inmuebles de todo tipo, con más de 2,2 millones de incidentes contabilizados. Le siguen la rotura de cristales y los servicios de asistencia, con más de un millón de percances cada uno. Lo que menos se demanda es la asistencia jurídica: sólo 12.819 veces el pasado año.

Seguro de decesos

El más antiguo y masivo en nuestro país, pues alcanza a casi la mitad de la población española. Abarca desde la cobertura del fallecimiento a los gastos de entierro o incineración. A día de hoy, seis de cada diez sepelios que se celebran en España son atendidos por el seguro.

Seguro de mascotas

Una cobertura que cada vez gana más adeptos, ya que cada vez más familias tienen mascotas. Cubren las necesidades sanitarias de los animales -lo que nunca viene mal porque los servicios veterinarios son caros- hasta los requisitos a los que obliga la ley a los dueños de mascotas.

Asistencia en viaje

Por último, el seguro de asistencia en viaje no tiene aún mucha penetración, pues cuando viajamos tendemos a pensar –equivocadamente- que no nos va a suceder nada y, de esta forma, nos ahorramos un dinero. Un error que puede salir caro. Aunque es cierto que cada vez se van contratando más, sobre todo si se viaja a Estados Unidos, Italia y, sorprendentemente, Andorra.

Con esta radiografía de Unespa, vemos como cada vez somos más conscientes de que es imprescindible vivir seguros, en todos los ámbitos, ya que cada vez vivimos más y es necesario cubrir esa longevidad con lo más básico. Un seguro.

Seguros de Tú a Tú | Cómo se inventaron los seguros: Roma, las primeras ciudades y los primeros contratos