¿Es una buena opción invertir en moda? Estas son sus ventajas e inconvenientes

​El mundo de la inversión abarca diferentes campos, sectores y valores. Se puede invertir en renta fija, en renta variable, en materias primas o en divisas, entre otros muchos activos. Pero si vamos a la bolsa, es decir, a la inversión en acciones de compañías, encontramos además diferentes sectores en los que meter nuestro dinero: sector bancario, asegurador, constructor, inmobiliario, materias primas, alimentario, químico, etc.

Hay un sinfín de sectores de actividad en los que invertir, por lo que la elección a veces está difícil. Y, para complicar un poco la tarea, o para abriros un nuevo horizonte, según se mire, vamos a hablar de un sector económico que dará de qué hablar. Hablamos del sector de la moda o textil, una industria que en España supone el 2,8% del PIB y genera el 4,8% del empleo, según recoge el informe El sector de la moda en España: retos y desafíos, elaborado por la Asociación de Creadores de Moda de España (Acme) e ISEM Fashion Business School.

De hecho, en nuestro país tenemos uno de los grupos textiles más potentes del mundo. Hablamos, como no podía ser de otra forma, de Inditex, una firma que en los primeros nueve meses de su ejercicio fiscal 2017 ganó la friolera de 2.341 millones de euros, un 6% más que en el mismo periodo de 2016. Estos datos ponen de manifiesto que el sector de la moda está de vuelta tras la crisis de consumo que trajó el crack financiero.

Un sector al alza

Pero, además de este grupo textil o de otros como H&M, que están dentro del segmento denominado ‘low cost’, hay muchas firmas de moda de lujo que también cotizan en bolsa. El gigante del lujo LVMH (que tiene marcas como Louis Vuitton, Loewe, Christian Dior, Celine o Givenchy, además de Bulgari o TAG Heuer) cotiza desde hace años en el parqué parisino, así como Hermes, Cartier o Prada. 

Es decir, hablamos de compañías que facturan al año millones de euros y que se dirigen a un público que está menos impactado por el devenir económico, puesto que los millonarios y personas con alto poder adquisitivo apenas notan las crisis económicas, véase la última, por lo que su consumo no suele caer en picado

El mercado del lujo movió 1,2 billones de euros en 2017, tal y como expone el informe realizado por la consultora Bain&Company junto con la Fundación Altagamma, un 5% más que en 2016. Por ello, es interesante poner los ojos en él para diversificar la cartera y encontrar una nueva fuente de rentabilidad. 

Novedades interesantes

Además, el año pasado hubo novedades en esta parte del parqué bursátil, ya que la firma italiana Valentino anunció sus planes de estrenarse en bolsa durante 2018. Aunque todavía no están claras las fechas y se ha pospuesto varias veces, está claro que se ven grandes posibilidades al sector. Sobre todo, porque como apuntan los expertos, los millennials ya han entrado en una fase en la que pueden adquirir a ciertos bienes de lujo, y teniendo en cuenta que se trata de una generación eminentemente consumista, es de prever que elevarán la facturación de esta industria.

Por lo pronto, se calcula que para 2025 acapararán el 40% de las compras de bienes de lujo en todo el mundo, de ahí que las marcas de este sector estén cambiando radicalmente su estrategia y estén apostando cada vez más por los canales digitales, que es por los que se mueve esta generación para hacer todo de tipo de actividades.

Así que si estás pensando en buscar nuevos horizontes de inversión en el nuevo año o quieres iniciarte en el mundo bursátil, ten muy en cuenta el sector de la moda, pues puede sorprenderte para bien.

En Seguros de Tú a Tú | Inversión en vino: una alternativa no solo para millonarios