¿Es razonable que las mujeres tengan la sensación de estar peor de salud que los hombres?

​La salud de hombres y mujeres tienen patrones en parte coincidentes. Sin embargo, existen diferencias motivadas, entre otros motivos, por las diferencias anatómicas, hormonales, reproductivas, de hábitos y del ambiente en el que viven. 

¿Cuáles son las principales diferencias de salud entre hombres y mujeres?

Según un informe de la Organización Mundial de la Salud, las diferencias afectan a varios puntos significativos:

El embarazo

Lleva asociados riesgos, especialmente en edades muy precoces o muy maduras. También el parto y los casos de aborto pueden derivar en complicacionesSegún la OMS, alrededor de medio millón de mujeres de todo el mundo pierden cada año la vida por estas causas.

El cáncer

A pesar de la menor incidencia de muchos cánceres en las mujeres que en los hombres, existen dos grandes amenazas: el de mama y el de cuello de útero.

El abuso de determinadas sustancias perjudiciales para la salud

La principal preocupación es que el tabaquismo se está feminizando, con lo que eso supone para la salud de la mujer.

Las enfermedades ocasionadas por la violencia

La violencia puede dejar graves secuelas físicas y mentales. Las mujeres son las víctimas con mayor frecuencia, especialmente de sus parejas y otras personas de su familia.

La discapacidad

Es más frecuente en la mujer que en el hombre. Además, las consecuencias para la salud y la calidad de vida también son peores entre las mujeres que la padecen que entre los hombres discapacitados. En las edades más avanzadas, el peso de la desigualdad y las relaciones familiares pueden dificultar el acceso a tratamientos y dispositivos de ayuda.

Salud mental

Las mujeres son más propensas a la ansiedad y a la depresión. Sin embargo, la mayoría de los suicidas son hombres.

VIH/SIDA y otras enfermedades infecciosas

La principal preocupación se centra en las mujeres jóvenes en situación socialmente más precaria. La causa más habitual es la desigualdad de poder en relaciones sexuales.

Enfermedades cardiovasculares

Son la causa más frecuente de muerte entre las mujeres de edad avanzada, especialmente en países desarrollados. También lo son en el caso de los hombres, incluso más que entre las mujeres.

Por ejemplo, en el caso español, según el INE, las enfermedades isquémicas del corazón se cobraban en 2015 la vida de 154 de cada 100.000 hombres frente 69 de cada 100.000 mujeres. Las cifras están más aproximadas en en caso de muertes por enfermedad cerebrovascular (98 en hombre frente a 78 en mujeres) e insuficiencia cardíaca (59 en hombres frente a 55,5 en mujeres).  

Enfermedad pulmonar obstructiva crónica

Es una importante causa de enfermedad y muerte muy ligada al tabaco y humos relacionados con los combustibles sólidos. Se ha observado que las cocinas ineficientes están detrás de muchos casos en mujeres. No obstante, según el INE en 2015 la proporción de hombres fallecidos por enfermedades crónicas de las vías respiratorias inferiores en España quintuplicaba a la de las mujeres que lo hacían por la misma causa. 

En definitiva, las diferencias anatómicas, afectivas y hormonales entre los hombres y las mujeres hacen que, a nivel de salud, las enfermedades tengan patrones y características diferentes. En algunos casos, es la razón que explica algunas enfermedades, aunque no siempre tiene por qué ser así.

En Seguros de Tú a Tú | Paro registrado y EPA: ¿por qué existen estadísticas diferentes para medir el desempleo en España?