¿Es posible ahorrar en Navidad? Sí, si piensas en las fiestas desde ahora

​Ya está aquí, un año más, llegó la Navidad. Para muchos un tiempo de alegría para disfrutar en familia, para otros un periodo que hay que pasar y, para todos, una temporada de compras. Regalos, comidas, cenas, cotillones y muchos otros motivos navideños inundan estos días todas las ciudades del mundo. Prepárate, porque llega el momento de sacar la cartera y aún estás a tiempo de poner en práctica la teoría y algunos de estos consejos para evitar los sustos y el derroche innecesario. El reloj suele jugar en nuestra contra y la Navidad no es la excepción. Cuánto antes realices tus compras navideñas, mejor, porque más podrás ahorrar. 

Elabora un presupuesto y una lista

Lo primero es tener bien presente que el presupuesto es nuestro gran aliado​. Para evitar gastos innecesarios no hay nada como tenerlo todo por escrito y bien apuntado. Coge papel y boli y anota todo lo que necesitarás en Navidad. Hazlo por partidas, regalos, comidas, viajes... y apunta, por supuesto, cuánto estás dispuesto a gastar en cada cosa. Una lista con a quién regalo qué y cuánto voy a destinar a ello es muy útil. Tampoco hay que pasar por alto la posibilidad de hacer regalos conjuntos, incluso puedes proponer a tu familia echar mano del amigo invisible.

Evita las compras compulsivas

A la hora de ir de compras, no olvides tu lista y no te dejes llevar por los escaparates. Por supuesto, evita salir de compras con prisas y párate siempre antes de lanzarte a comprar, utilizando para ello trucos tan válidos como la regla de los 10 segundos. En casos extremos conviene incluso dejar en casa la tarjeta de crédito y que intentes pagar en efectivo, así te darás más cuenta de lo que te gastas. Si no quieres prescindir de tu tarjeta, puedes ponerle un límite de gasto.

Compra todos los ingredientes de tus menús con antelación

Hacer las compras con tiempo será lo que te lleve a ahorrar más en Navidad, sobre todo en lo que se refiere al menú. Si lo que preparas es un menú típico de Navidad, conviene que adquieras los ingredientes con antelación y los congeles porque no es raro que algunas carnes y mariscos registren importantes subidas de precios, incluso que lo doblen en los últimos días. También puedes innovar, elaborar un menú alternativo al que siempre está en nuestras mesas en estas fechas.

¿Y si nos hacemos nosotros mismos los regalos?

A estas alturas, todavía estás a tiempo además para hacer los regalos tú mismo: una bufanda, un marco de fotos o una cesta. Puedes echarle imaginación y lo hecho a mano siempre tendrá más valor que lo comprado en una tienda (en Internet seguro que encuentras millones de ideas).

Y no te olvides de Internet

Busca en la red los mejores precios y echa mano de los comparadores de precios que existen, sin descartar las ofertas que puedes encontrar en la red y que tendrás tiempo de que te lleguen a casa si adquieres el producto ahora. Tener el reloj a favor te dará oportunidad de seguir la máxima de cualquier buen ahorrador: buscar y comparar. También te dará la posibilidad de escalonar las compras, no hacerlas todas de golpe y que afecte de lleno a nuestra economía de un mes.

Sobre todo, no te olvides de ser un consumidor responsable y recuerda, más en estas fechas, que lo que es realmente importante en la vida ni se compra ni se ahorra, ¡FELIZ NAVIDAD!

En Seguros de Tú a Tú: Siete servicios en los que puedes ahorrar si te unes a la economía colaborativa​