¿Es conveniente acudir a un evento de networking si no tengo trabajo?

​Un amigo del cuñado de mi hermana conoce a alguien que tiene justo el perfil que buscas. Por muy rebuscado que parezca este argumento, la recomendación funciona. Más de cuatro de cada 10 empleos se consiguen gracias a nuestra red de contactos. Así lo recoge el Barómetro del CIS del pasado mes de febrero: en torno al 41% de las personas que encontraron trabajo lo hicieron gracias a la mediación de familiares, amigos o conocidos. No hay duda, está claro cuál es el mejor método para encontrar trabajo: echarse a la calle y am​pliar nuestra red de contactos. Y, ¿cómo? Pues practicando el networking y acudiendo a los eventos creados para tal fin.

Estos eventos (tanto los que se crean de forma específica para que se conozca gente como las ferias o los congresos a los que la gente ha acudido siempre para hacer contactos y cerrar negocios) son la mejor elección para ampliar nuestra red de contactos, hacer cada vez más amplio el círculo de personas que nos pueden recomendar para un puesto de trabajo o para colaborar en algún proyecto concreto.

Cuando hablamos de practicar el networking, a lo que nos referimos es, precisamente, a cuidar nuestra red de contactos y, por supuesto, hacerla lo más grande posible. Cuidar a los que nos rodean no parece tarea complicada: basta con una llamada, alguna cita para comer, cenar o simplemente tomar unas cañas, mensajes de WhatsApp, mails e incluso algún tuit.  Todos ellos son métodos efectivos para mantener el contacto con personas con las que hayamos trabajado, estudiado o coincidido en alguna ocasión.

¿Bajas al parque a jugar conmigo? Estas son las recomendaciones al acudir a un evento de Networking

Cuando éramos pequeños, todo era mucho más sencillo: sabíamos que podíamos bajar al parque y preguntarle al niño que golpeaba el balón si quería jugar con nosotros. Haciendo un​ símil, puede que no muy afortunado, acudir a un evento de networking sería algo así como bajar al parque; lo que se espera que hagas en él es que te des a conocer y que, a su vez, puedas conocer a otros profesionales. 

Y si en el parque era más fácil hacer amigos si llevábamos una buena pelota o si teníamos el último juego que se anunciaba en televisión​, a la hora de acudir a un evento de networking conviene también seguir unas recomendaciones

  • Cuida tu imagen. Aunque no sea del todo cierto el dicho de que la primera impresión es la que cuenta, que alguien confíe de buenas a primeras en nosotros será más fácil si nuestra imagen transmite una buena impresión. 

  • Infórmate del evento al que vas a acudir. No elijas solo aquellos que tienen que ver con tu profesión, sino también aquellos que tengan que ver con tus aficiones o tus gustos. De esta manera, no lo sentirás tanto como una obligación y podrás encontrar también gente interesante.

  • En algunos de estos eventos puede que se realice alguna charla o se que incluya de antemano los asistentes, no está de mas repasar esa lista y ver si te interesa especialmente hablar con alguien

  • Por supuesto, si tu intención es encontrar trabajo, debes hacérselo saber a tu interlocutor. No tiene por qué ser en el mismo momento de conocerle, sino en un momento posterior a través de una llamada telefónica o un email. No te olvides de pedirle su tarjeta e, incluso, puedes anotar detrás de ella alguna referencia como el tema del que habéis hablado. Aprovecha para llevar tus tarjetas​ tú también.

  • A la hora de abordar a alguien, sigue el sentido común, sé educado y, sobre todo, trata de no acaparar la conversación. Muchos expertos recomiendan incluso aprenderse una breve presentación de nosotros mismos, quiénes somos y a qué nos dedicamos exponiendo tus puntos fuertes (no olvides que al final de lo que se trata es de venderte).

¿Dónde puedo encontrar estos eventos de networking?

Existen numerosas páginas webs que publican los eventos de networking como Quedamus, Meetup​, Eventbrite… o  en la Asociaciones como Aje, no está demás seguirlas para saber a dónde hay que acudir.

Gran parte de las ofertas de trabajo que existen no llegan nunca a publicarse porque acaban siendo cubiertas por personas que han sido recomendadas por otras. El primero que se entera de un puesto vacante en una empresa es quien trabaja en ella, así que si conoce a alguien que busca empleo lo recomendará para ese puesto. Las empresas confían más en quien recomienda un buen empleado y no olvidemos que, además, se evita un proceso de búsqueda. 

En Seguros de Tú a Tú: ¿Qué titulaciones son las que más demandan las empresas? / Los siete puntos clave de un currículum que los expertos más tienen en cuenta​