Engánchate a los pedales, la bici es fuente de salud

Con el auge de la bicicleta como medio de transporte alternativo y ecológico, y el incremento de carriles-bici en muchas ciudades, no hay mejor momento para aficionarse a los pedales, y si es con los amigos o toda la familia, mucho mejor. Por ello, queremos recomendarte que dediques tu tiempo libre a montar en bici con los tuyos. Además, la bicicleta ya no es solo practicar ejercicio, sino que también puedes acostumbrarte a usarla como medio de transporte en tu vida diaria. Seguro que tienes un parque o un rincón verde cerca. Cada vez hay más ciudades mejor preparadas para la bici, además de servicios de alquiler por horas y días. La bici está de moda, es sana, no contamina, y es un ejercicio muy agradable. Si es en el campo, organízate un plan para pasar el día, llevaos una cesta con comida sana, generosa en frutas, verduras y hortalizas, y no te olvides de incluir siempre una botella de agua para mantenerte hidratado. El cuerpo y la mente te lo agradecerán.

Montar en bicicleta es un magnífico ejercicio cardiovascular que fortalece nuestro corazón. Además, es donde más músculos y articulaciones participan. Con tan solo media hora cada día, entrenamos los cuádriceps y tonificamos y endurecemos los glúteos. Ejercitamos la parte superior de nuestro cuerpo: pecho, espalda, y hombros, y también la inferior, es decir, desde la cintura hasta los pies.

Además, atentos a lo que dice la Asociación Española Contra el Cáncer: la práctica moderada de ejercicio físico puede contribuir a reducir el riesgo de padecer enfermedades. Está clínicamente comprobado que la bicicleta es una de las actividades más completas para prevenir dolores de espalda, proteger articulaciones y mejorar el sistema circulatorio e inmunológico, así como para mejorar tu salud psíquica. Con la bici te pondrás en forma, disfrutarás de una increíble sensación de libertad, te cuidarás por dentro y por fuera, podrás hacer amigos y mejorarás tu condición física, ¿se puede pedir más?