El seguro alrededor del globo: ¿sabes cuáles son los países más asegurados del mundo

​La industria aseguradora mueve al año en todo el mundo más de tres billones de euros. Solo en España, según datos de ICEA, el servicio de estadísticas y estudios del sector, en 2018 ingresó 64.282  millones de euros. Porque los seguros cada vez tienen mayor penetración en la vida de los ciudadanos, ya que son imprescindibles para garantizar su seguridad en cualquier momento y en cualquier parte.

No obstante, al igual que ocurre en otros aspectos, hay grandes desigualdades en el mundo en lo que se refiere a los seguros. La penetración de esta industria no es igual en todos los países, ya que va ligada a su desarrollo económico -cuanta mayor es la renta de un país, más proclive es a estar bien asegurado- y social. No todos los países gozan a día de hoy de la misma calidad de vida y seguridad, lamentablemente.

Una situación que la industria del seguro puede cambiar, ya que supone una salvaguarda para los ciudadanos en casos de accidentes, enfermedades, tragedias, fenómenos meteorológicos adversos, etc. Así, vamos a hacer un repaso a la situación del seguro en el mundo para hacernos una idea de cómo viven sus ciudadanos y de la seguridad que podemos encontrar allí en caso de que viajemos a alguno de ellos.

Europa, la región más segura

Estamos de suerte, pues Europa es el continente con mayor penetración del seguro en todo el mundo. Según un estudio de la Fundación Mapfre, el seguro tiene una cuota de mercado del 36% en esta región. Una cifra que, probablemente, así de primeras les parezca exigua, pero es la más elevada. Tengamos en cuenta que, de nuevo, hay grandes desigualdades en los diferentes países (por ejemplo, entre Suiza e Israel, por citar algunos).

Así, en los países europeos encontramos la mayor penetración del seguro en todos los ámbitos, con ciudadanos acostumbrados a contratar seguros casi desde pequeños. Sobre todo, en los países nórdicos, donde la mayoría de ciudadanos cuentan con cobertura de salud y vida, algo en lo que en España seguimos fallando, por ejemplo. 

Por ello, es normal que siempre aparezcan en las primeras posiciones de los países más seguros para viajar. Islandia, Dinamarca, Austria, Suiza, Finlandia… son lugares en los que los ciudadanos tienen menos probabilidades de sufrir contingencias por su estabilidad social y política y por la calidad de su industria aseguradora.

Norteamérica, se ven las costuras

En Norteamérica, la industria aseguradora tiene una penetración del 30%, ya que a los ciudadanos no les queda otra que contratar un seguro privado para poder tener acceso a un médico. Si bien fue la reforma sanitaria de Barack Obama, conocida como ObamaCare, la que más hizo por extenderlo, ya que incorporó al seguro a más de 17 millones de personas.

No obstante, hay enormes diferencias entre los ciudadanos, ya que no todos gozan de la misma protección -recordemos que ésta varía según la cantidad que se pueda pagar-, algo que ha quedado patente cuando grandes terremotos o huracanes han asolado el país. Según un estudio de AON, a pesar de que Estados Unidos es uno de los países más asegurados del mundo, el 50% de las pérdidas económicas derivadas de catástrofes naturales no estaban cubiertas.

Por ello, tanto las empresas de la industria como los legisladores han puesto el acento en la necesidad de mejorar la educación financiera de los ciudadanos y coinciden en la necesidad de facilitar más el acceso de la población a los seguros. Sobre todo, teniendo en cuenta que en este vasto país este tipo de desastres ocurre con mucha frecuencia.

LATAM, África y Oceanía, a la cola

Como era de esperar, Latinoamérica, Oceanía y África son las regiones menos aseguradas, ya que son los que cuentan con los países más pobres. En América Latina, el seguro tiene una penetración del 3%, y en las otras dos regiones solo alcanza el 2%. Por ello, cuando ocurren grandes desastres naturales en estas zonas, las pérdidas son cuantiosas y casi imposibles de recuperar.

El principal problema, reiteramos, es la pobreza de sus ciudadanos. Pero también su situación educativa, pues en muchos de ellos las personas ni siquiera sabe qué es un seguro. Por ello, a la industria le queda mucho por hacer para conseguir que en estos lugares puedan gozar de unas condiciones de seguridad dignas y para que, además, puedan costeárselas.

Asia, la sorpresa

Por último, cabe destacar la situación de Asia. La penetración del seguro allí es del 27%, a poca distancia de Norteamérica. Piensen que Japón es uno de los países más seguros del mundo y que estas sociedades están bastante más desarrolladas que en muchos países de Occidente. Por ello, tiene este buen nivel asegurador, aunque también le queda por hacer para poder cubrir a la totalidad de la población que acoge.

En Seguros de Tú a Tú | ¿Merece la pena un seguro de hogar para la segunda vivienda sin alquilar?