El reto de las 52 semanas, ¿se puede ahorrar casi 1.400 euros en un año?

Pasito a pasito o, como nos decían nuestras madres cuando éramos pequeños, despacito y con buena letra. Ahorrar tiene mucho de constancia y fuerza de voluntad, y el reto de las 52 semanas cuenta con ambos componentes; ir sin pausa pero sin prisa para alcanzar un objetivo. Tiene nombre de método para lograr tener un cuerpo 10, y hasta puede que algo de eso tenga porque al final el que saldrá reforzado y con un cuerpazo será nuestro bolsillo.

El reto es muy sencillo: se basa en ahorrar cada semana una cantidad de dinero que se corresponde con el número de semana en el que nos encontramos. La primera semana ahorrarás un euro, la segunda semana dos, la tercera tres, y así sucesivamente; las cantidades parciales son las siguientes:


Al principio la cosa es sencilla y parece pan comido, todos podemos ahorrar un euro a la semana dos e incluso cinco; pero las últimas semanas es cuando viene lo complicado, puesto que habrás de ahorrar 50 euros la semana 50, 51 la semana 51 y 52 la última. Pasito a pasito, siendo constante y no abriendo la hucha al final del reto tendrás una nada despreciable cantidad de 1.378 euros. 

Ya te habrás dado cuenta de que son 52 semanas porque son las semanas con que cuenta un año. Pero este método de ahorro puedes adaptarlo a cualquier objetivo (tunearlo por así decirlo); por ejemplo, si quieres comprar un móvil que cueste 300 euros y necesitas ahorrar para ello, puedes hacerlo con este sistema y en la semana 25 habrás alcanzado tu objetivo y podrás lograr tu recompensa.

Por supuesto, si te parecen poco los casi 1.400 euros que vas a lograr al final del reto puedes establecer tú mismo la cantidad y establecer el número de semanas que durará. Pero ten en cuenta siempre que el reto se complica conforme avancen las semanas.

Otra alternativa es comenzar a la inversa, ya que puede que ahora estés en un buen momento económico para comenzar fuerte e ir poco a poco reduciendo la cantidad aportada, A las 52 semanas, aportarás un euro, de modo que lo peor lo pasarás al principio, aprovechando la ilusión del principiante.

Pautas para superar el reto

Como todo reto, hay que tener presente una serie de recomendaciones antes de empezarlo. Sobra decir que la primera sería tomárselo en serio y para eso nada mejor que pensar en lo que podríamos hacer con el dinero que vamos a ahorrar. Vale que esa cantidad podría ir destinada a abrir un depósito, una cuenta remunerada o invertir en cualquier otro producto financiero​, pero si queremos animarnos lo mejor será pensar en una recompensa, como poder hacer un viaje, una reforma en casa o un dispositivo electrónico.

Puede parecer una tontería, pero busca también una buena hucha como un tarro o un cerdito de cerámica, ese que no se puede abrir a no ser que la rompas con un martillo. Tampoco es mala idea la posibilidad de abrir una cuenta donde ir ingresando ese dinero, e incluso gestionar con el banco y que se realice una transferencia automática cada semana por el montante que corresponda. Nos ayudará a evitar tentaciones en momentos de bajón.

Lo destacable del método de las 52 semanas es que es una manera sencilla de crear el hábito de ahorrar y, como en las tablas de ejercicios en las que se sigue una rutina, al final se ven los resultados. Pero lo mejor es que supone un reto; un desafío que te proponemos desde aquí ¿eres capaz de ahorrar casi 1.400 euros en 52 semanas?

En Seguros de Tú a Tú: Trucos para ahorrar, la regla de los 10 segundos/ La regla del 72, ¿cuánto tiempo necesito para duplicar mi dinero?​