Cuatro consejos de ahorro para un Millenial en 2017

Tags:

​Los millenials, aquellos jóvenes nacidos cerca del cambio de milenio y que en la actualidad tienen entre 25 y 35 años, también ahorran. Sin embargo, la forma en la que lo hacen difiere mucho a cómo lo haría cualquier otra persona de una generación anterior. Este nutrido grupo de jóvenes tienen unas características que les hace ser únicos, distintos, con unas necesidades, una forma de actuar y de trabajar y una ambición completamente diferentes a las que podían tener sus padres.

Por esta razón, la forma de ahorrar también es diferente. Ya no es suficiente con invertir en una vivienda o contratar un depósito a plazo fijo. El actual entorno de bajos tipos de interés, unido a la mayor exigencia de todas estas personas en productos que se adapten a sus necesidades, está provocando un cambio de mentalidad en lo que ahorro se refiere. Y ha venido para quedarse. Por esta razón, los consejos de ahorro que valían hace unos años han perdido toda vigencia en la actualidad.

Pero no hay de qué preocuparse. Te damos cuatro consejos de ahorro si crees que tienes este perfil.

No ahorres, preahorra

Aunque muchas personas creen que la mejor forma de ahorrar es acometer primero los gastos fijos y de ocio y ahorrar el resto, lo cierto es que se ha comprobado que la mejor forma de ahorro es exactamente la contraria; es decir, ahorrar a priori una parte de nuestra renta y destinar el remanente a estos gastos. Una forma muy interesante es aportar de manera periódica este preahorro a fondos de inversión o planes de pensiones con el objetivo de aumentar la rentabilidad de estos productos y nuestro ahorro a largo plazo.

Comparar para comprar más barato nunca fue tan sencillo

Si hay un rasgo que define a los millenials sobre cualquier otra cosa ese es su marcado componente digital. Se podría decir que este colectivo vive permanentemente conectado, y eso se nota en cualquier actividad cotidiana, ya sea comunicarse con los demás, ordenar sus finanzas personales y, sobre todo, comparar las ofertas entre las diferentes alternativas. Y es que nunca fue tan fáci ni tan rápido reservar el hotel o el avión más barato, ni comparar el precio de un mismo producto incluso en días diferentes. Internet nos abre un mundo de posibilidades de ahorro que nunca habíamos visto hasta ahora.

Deudas buenas sí, deudas malas no

Los millenials lo tienen claro: existen deudas buenas y deudas malas. Las primeras sirven a modo de inversión, por ejemplo, para estudiar un máster o allanar el camino para la educación de sus hijos. Las segundas, por su parte, son las deudas que se utilizan para irse de vacaciones o para comprar una moto nueva. Los jóvenes consideran las primeras como inversiones (y, en ocasiones, imprescindibles), y las segundas como gastos a erradicar, lo que sin duda va a contribuir en este proceso continuo de ahorro.

¿Has pensado en tu jubilación?

La mayoría de los millennials desconfían del sistema público de pensiones. Un 70% de ellos piensa que la pensión pública no será suficiente para vivir, el 90% no sabe cuál será el importe aproximado de su pensión y el 80% desconoce cuánto tendría que ahorrar para tener la jubilación que le gustaría tener. Por esta razón, si la situación lo permite, conviene ir pensando en la jubilación a través de productos específicos pensados para tal fin, como los planes de pensiones, o productos de previsión social. Y, cuanto antes empecemos a planificar nuestro retiro, más fácil será disfrutar en el futuro de una jubilación dorada.

En Seguros de Tú a Tú | La regla del 120, o cómo invertir en activos en función de tu edad