¿Cuándo me pueden subir la cuota del seguro de coche?

Atento a la letra pequeña, porque en ella estará la clave. No lo olvides, el seguro es un contrato entre dos partes, un acuerdo que debe dejar por escrito todas las condiciones pactadas, entre las cuales se encuentran los casos en los que nuestra aseguradora puede subirnos la cuota. Una afirmación que sirve para cualquier tipo de seguro.

En el que ahora nos ocupa, el de los vehículos, nos encontraremos que al leer las condiciones pactadas algunas causas para la subida son mucho más predecibles que otras. Porque no es grato, aunque sí previsible. Si tenemos un accidente leve y damos un parte al seguro puede que no pase nada más, pero si damos otro y otro, lo que cabe esperar que pase es que la aseguradora encarezca la cuota del seguro de nuestro coche.

Esta sería, sin duda, la principal razón por la que la entidad aumenta la prima del seguro del coche. Junto a ella, otras de las razones que pueden estar detrás de la subida pueden ser el que haya aumentado el índice de siniestralidad del país o de nuestra comunidad, que tengamos varias multas por velocidad o que hayamos incluido en el seguro a un conductor novel.

Cuánto puede subir el seguro de coche

Sin duda lo que más influye a la hora de que se encarezca nuestro seguro de coche es el número de partes que presentemos y también de qué tipo son. Hasta más del doble nos puede subir la prima si presentamos un parte de responsabilidad civil; mucho menos, alrededor de los 100 euros nos puede aumentar la cuota si el parte es por daños. Por supuesto, los siniestros que vayamos acumulando en nuestro historial marcarán el precio futuro del seguro.

Variaciones por escrito

Si las variaciones en el precio de nuestro seguro están estipuladas en el contrato que hemos firmado, es decir, están por escrito, estamos obligados a aceptarlas y las aseguradoras no están obligadas a avisarnos con antelación. Lo que nos queda, eso sí, es poder reclamar ante el servicio de atención del cliente de nuestra aseguradora o hablar con nuestro mediador para tratar de llegar a un acuerdo sobre ese aumento.

En caso de que las causas del aumento de la cuota no estén previstas en el contrato, la aseguradora sí que deberá informarnos con antelación. De esta forma, si no estamos de acuerdo con la subida, la entidad no podrá incrementar el precio y estará obligada a mantener la prima del periodo anterior durante el año de duración del contrato. Al igual que en el resto de seguros, la entidad deberá avisarnos con dos meses de antelación cuando se trata del incremento de la prima del seguro por su renovación y aquí de lo que no escaparemos será del alza por causa de la inflación.

Antes de contratar el seguro

Un buen trabajo previo antes de contratar nuestro seguro de coche nos puede evitar sustos monetarios. Algunas de las cosas que debemos tener en cuenta son tener presente qué tipos de partes nos va a penalizar el seguro y cuáles no, además de saber a partir de cuántos partes nos subirá la cuota del seguro. Algunas entidades dejan hasta tres partes al año sin que afecte a la cuota, aunque debemos saber que esto afectará también a otras condiciones contenidas en el contrato del seguro. Otro de los elementos en los que podremos fijarnos cuando contratemos el seguro del coche es si el que elegimos penaliza los daños sobre la cobertura afectada y no sobre el precio total de la póliza.

Al igual que ocurre con el resto de condiciones del seguro, tenemos que saber también cuándo y bajo qué circunstancias puede la aseguradora elevar la cuota, y con más razón en el caso de los coches, puesto que se trata de un elemento que estamos obligados a asegurar por ley.

En Seguros de tú a tú: ¿A nombre de quién contrato el seguro del coche de familia?​​​