Cómo se inventaron los seguros: los fenicios, los primeros corredores de seguros

Como ya hemos visto en otros posts dentro de esta serie histórica, los seguros no son un invento ni mucho menos actual. Si allá por el año 3.000 antes de Cristo, los chinos ya utilizaban los seguros para protegerse de los ríos y después, los egipcios inventaron lo que hoy conocemos como el seguro de vida, los fenicios no iban a quedarse atrás e hicieron su pequeña aportación a este importante negocio con los primeros corredores de seguros.

El pueblo fenicio destaca por ser  uno de los que más aportaciones hizo a la humanidad en el terreno del comercio, algunas de las cuales tienen que ver con el sector de los seguros. Su afán por conquistar la zona del Mar Mediterráneo les llevó a emprender numerosas aventuras marítimas, algunas de las cuales no acababan con el éxito esperado y tenían un importante impacto en las finanzas de los comerciantes y navieros. Esta situación les llevó a mejorar la forma de compensación de las posibles pérdidas.

En aquella época ya existía el préstamo a la gruesa, que ofrecían los adinerados para financiar los transportes y asegurar la mercancía y los medios de transporte. Los fenicios aportaron mejoras a esta modalidad de seguro, entre las que se destaca el pago por adelantado de la cantidad de dinero requerida para asegurar un transporte. ¿A qué nos recuerda esto? Efectivamente, a la prima de los seguros que conocemos hoy en día.

Este pago por adelantado, la prima, fue uno de los factores introducidos por los fenicios en la historia de los seguros, para el cual necesitaron un procedimiento que no se había contemplado: para poder proceder con este pago adelantado se introdujo la tasación del riesgo, que consistía en evaluar el riesgo en función de la operación de transporte y el valor de la carga, con el fin de poder determinar la cantidad a pagar antes de que un barco iniciara el viaje.

Dado que el pueblo fenicio era uno de los más activos de la época en el comercio marítimo y la mayoría de los viajes se realizaban por mar, el seguro de los barcos y las mercancías era algo bastante habitual. De esta forma, surgían los seguros "a todo riesgo", con el objetivo de cubrir toda la mercancía y el medio de transporte.

Por esta razón, se dice que los fenicios fueron los primeros corredores de seguros: al introducir el seguro como un elemento más en las operaciones de comercio, incluyendo el pago anticipado de una prima. Hasta su época, los comerciantes y navieros se limitaban a poco más que esperar a que el mar no tirara por tierra los intereses de los comerciantes, llevándolos a la ruina cuando la mala mar de una tempestad provocaba la pérdida de la carga e incluso del buque.

En Seguros de tú a tú | Cómo se inventaron los seguros: cuando los chinos no se fiaban de los ríos​