Cinco formas de utilizar lo que Hacienda te ha devuelto en tu declaración

Tags:

La Campaña de la Renta 2015 terminó y la mayor parte de contribuyentes habrán recibido una alegría en forma de abono en su cuenta bancaria como parte del resultado de su declaración de la renta, que les habrá salido a devolver. Un dinero que viene muy bien para tapar agujeros, para darse algún que otro capricho o, por qué no, para ahorrarlo o invertirlo en algún producto financiero.

Sea como fuere, ese dinero es tuyo y quién mejor que tú mismo para decidir en qué lo vas a destinar. Sin embargo, te proponemos cinco formas de utilizar el dinero que Hacienda te ha devuelto en las que posiblemente no hayas pensado y que, además, te permitirán garantizar que el año que viene Hacienda te va a seguir devolviendo dinero cuando presentes de nuevo la declaración de la renta.

Aportarlo a tu plan de pensiones

Dado que se trata de un dinero con el que, en principio, no contábamos, qué mejor destino que utilizarlo para comenzar o continuar realizando una previsión del futuro de cara a nuestra jubilación en forma de aportación a un plan de pensiones privado. Si comenzamos realizando aportaciones desde ya, el capital con el que contaremos en ese momento será mucho mayor.

Pero es que, además, esta opción tiene premio, ya que todas las aportaciones realizadas al plan de pensiones son deducibles en el IRPF, de modo que, además de estar constituyendo un capital para nuestra jubilación, estas aportaciones pueden servirnos para que el año que viene, cuando presentemos la declaración de este ejercicio, la declaración también nos salga a devolver.

Donarlo a una entidad de utilidad pública

Ayudar al prójimo es casi siempre tan reconfortante y gratificante como ayudarnos a nosotros mismos gastando el dinero en maximizar nuestro bienestar personal. Donando una parte de nuestro dinero estaremos, por un lado, ayudando a causas sociales y, por otro, preparando el camino para que el año que viene la declaración nos siga saliendo a devolver.

Y es que las donaciones realizadas en favor de algunas entidades de utilidad pública son también deducibles en el IRPF en función de la entidad en cuyo favor se haya realizado la donación.

Afíliate a un partido político o a un sindicato

¿Por qué esperar al año que viene para afiliarse a ese partido político con el que compartes tantos ideales? ¿Necesito pagar la cuota de un sindicato para informarte sobre algún aspecto laboral concreto? Las cuotas salariales o de afiliación a un partido político son también deducibles en el IRPF, hasta un máximo de 600 euros.

Invierte en compañías que distribuyen dividendos

Existen muchas personas que no buscan asumir ningún tipo de riesgo con sus inversiones​. Por este motivo, se limitan a productos de renta fija cuyo riesgo es nulo o muy bajo. De entre estas opciones, una de las más demandadas es la inversión en grandes empresas que distribuyen parte de su beneficio en forma de dividendos, tanto nacionales como internacionales.​

Emprende tu propia empresa

Evidentemente, no te vamos a pedir que emprendas una empresa con el dinero que Hacienda te devuelve; por un lado, porque no sería recomendable y, por otro, porque posiblemente no sería viable. Sin embargo, siempre puedes apoyar a otras personas aportando una parte de tu dinero en empresas de nueva creación.

El contribuyente podrá deducirse el 20% de las inversiones realizadas para apoyar empresas nuevas o de reciente creación, con una base máxima de 50.000 euros anuales. Además, en algunas Comunidades Autónomas, el contribuyente podrá sumarle la cuota autonómica, que puede sumar, en algunos casos, hasta el 30% de tales aportaciones.

Conclusiones

El dinero de la devolución de nuestra declaración es, en muchas ocasiones, un regalo inesperado que viene muy bien para tapar agujeros o darnos un capricho. Sin embargo, qué mejor forma de disfrutarlo que garantizando una nueva devolución el año que viene.

En Seguros de Tú a Tú  | Me he equivocado al presentar la declaración, ¿qué hago?​