Cinco formas alternativas de buscar empleo recurriendo a las redes sociales

Buscar trabajo es un trabajo en sí mismo. Un trabajo que no tiene remuneración y en el que, incluso, puede sufrirse un estrés más alto que si tuviéramos que ir a trabajar cada mañana. Cualquiera que en algún momento haya pasado por esta experiencia sabe lo difícil y a veces frustrante que puede llegar a ser buscar un empleo. 

Sin embargo, las nuevas tecnologías que hoy nos hacen la vida mucho más sencilla que a nuestros abuelos han cambiado también la forma y maneras de realizar la búsqueda de empleo. Si nuestros abuelos acudían a sus amigos para buscar trabajo, nosotros hacemos lo mismo, solo que nuestros conocidos están hoy en Internet, en las redes sociales y en otros lugares virtuales. Y no solo están ellos, están también los amigos de mis amigos, las empresas, los reclutadores, etc.

Encontrar trabajo en la actualidad tiene, por tanto, mucho que ver con cómo sepamos utilizar las redes sociales. Internet y todo lo que la red de redes pone a nuestro alcance se han convertido en los mejores recursos para poder hallar oportunidades de empleo. Seguro que hay muchas formas, pero aquí te vamos a contar cinco maneras alternativas para buscar trabajo en las redes sociales.

Pinging

El pinging consiste en dar un toque a alguien, de ponernos en contacto con una persona a través de las redes sociales. El término viene del lenguaje informático; el ping es una señal que nos transmite una máquina cuando le preguntamos si nos puede escuchar, cuando tratamos de realizar una conexión virtual.

Trasladado a las redes sociales, se trata de establecer una relación personal con alguien con quien no hayamos tenido contacto nunca o evitar perder el contacto con quien hace tiempo que no lo teníamos. Lo podemos hacer a través de numerosas acciones, e incluso no todas tienen que ser a través de Internet. 

De esta manera, nos mantenemos en su recuerdo y le podemos hacer llegar nuestra necesidad de encontrar trabajo, pedir que nos recomienden para algún empleo e incluso darnos a conocer a quien nos pueda ayudar a encontrar trabajo. Las acciones pueden ser múltiples: podemos realizar comentarios en su blog, recomendar alguno de sus trabajos en LinkedIn, comentar alguna de sus actualizaciones en Facebook o sus tuits. Es una forma de realizar networking, de construir a pequeña escala relaciones con personas que nos pueden interesar profesionalmente.

Twitter

Otra forma de buscar empleo es en Twitter. Por ejemplo, muchas empresas lanzan sus empleos a través de esta red con el hashtag #empleo, con el que podemos acceder a algunas ofertas de trabajo. Además, existen perfiles que se dedican exclusivamente a lanzar ofertas y a lo que es recomendable seguir. 

Aunque lo que más conviene es que seas activo, no está de más, por ejemplo, crear una cuenta profesional en Twitter únicamente para encontrar empleo, y utilizar una serie de sencillas prácticas que nos ayuden en nuestra búsqueda: 

  • Utilizar un icono en el que quede claro que buscas trabajo, por ejemplo, un contrátame.
  • Enviar algún tuit con un hashtag como #currículum y un enlace al mismo. 
  • Seguir a gente con la que estés interesado en trabajar y entablar conversación con ellos.
  • Procurar tuitear sobre el trabajo en el que estás interesado y que estás buscando y no olvides seguir a empresas en las que te gustaría trabajar.

Webs de empleo

Infojobs, Infoempleo, Jobandtalento Trabajando.com, entre muchos otros, son lugares en los que conviene tener presencia si estás buscando un empleo, pero cada vez tienen más importancia los llamados portales de nicho. Cuando se trata de encontrar un empleo, hay que afinar mucho, y estos portales te ayudan a ello. 

Son lugares especializados, donde solo hay ofertas para un determinado colectivo de profesionales, como arquitectos, diseñadores o periodistas. Además, en estos portales podrás encontrar profesionales con tus mismas inquietudes y podrás establecer contacto con ellos.

Aplicaciones móviles

El teléfono móvil se ha convertido en un elemento imprescindible para encontrar empleo. Más allá de uso para establecer contacto con otras personas y profesionales (no olvides que una llamada y un café con alguien sirven siempre y mucho más que miles de mensajes), puedes utilizar las múltiples aplicaciones que hay ahora para encontrar trabajo. Además, la mayoría de ellas son gratuitas.

Crea tu blog

Será una forma de presentarte ante el mundo; un lugar donde más que colgar tu currículum puedes dar a conocer tu trabajo, tus inquietudes y tus habilidades. En cualquier caso, deberemos actualizarlo cada cierto tiempo y poner especial cuidado con los contenidos.

Después de todo esto no olvides que, en la actualidad, cuidar tu presencia en Internet es fundamental. Cualquier empresa que esté interesada en contratarte te buscará en la red, y lo más probable es que te encuentre.

En Seguros de Tú a Tú: 21 consejos que te ayudarán a superar un proceso de selección