Cinco consejos prácticos para la declaración de la renta de este año

Tags:

​La declaración de la renta ha pasado de ser un trámite muy complicado para la inmensa mayoría de los ciudadanos a convertirse en algo relativamente sencillo. Pero no por ello estamos exentos de cometer fallos que pueden darnos pequeños quebraderos de cabeza en forma de retrasos en la devolución, la obligación de presentar una declaración complementaria o la presentación de una solicitud de ingresos indebidos por haber tenido que pagar de más. 

Por todo ello, os dejamos cinco consejos para que la presentación declaración del 2016 sea fácil, sencilla y con el mejor resultado para nuestros intereses.

Cuánto antes se presente, mejor

La campaña de la renta 2016 empezó el 5 de abril para todos aquellos contribuyentes que confirmen el borrador o presenten la declaración de forma telemática a través de la aplicación online Renta Web. El programa PADRE ha desaparecido y ya podemos grabar, corregir y modificar todo directamente desde el navegador, sin necesidad de instalar ningún software adicional. En consecuencia, serán miles de contribuyentes los que, como todos los últimos años, saturen los servicios informáticos de la Agencia Tributaria con el fin de presentar la declaración cuanto antes y obtener así la devolución lo antes posible.

Es cierto que presentar la declaración pronto ayuda a que la posible devolución llegue antes a nuestra cuenta corriente, pero no tiene por qué ser así siempre. Para un asalariado sin cambios en sus condiciones personalesla devolución es rápida. Pero si ha habido alguna operación financiera más compleja en la que haya que declarar una ganancia o pérdida patrimonial (por ejemplo, la venta de un inmueble) o eres autónomo, los plazos se dilatan

No olvides todas las fechas

El mes de mayo ha sido tradicionalmente el del arranque de la campaña de la Renta, aunque se ha ido adelantando en los últimos años como consecuencia de la adopción de nuevas tecnologías al servicio del contribuyente. Sin embargo, se mantiene para este mes la opción de presentación no telemática a través de las oficinas de la Agencia Tributaria o entidades colaboradoras, generalmente bancos. 

El día de arranque para esta modalidad fue el pasado 11 de mayo, y coincide con la posibilidad de pedir cita previa en los servicios gratuitos que ofrece Hacienda para elaborar la declaración, una ayuda fundamental para muchos, especialmente los más mayores.

Tampoco hay que olvidar otras fechas. El 30 de junio acaba la campaña de la renta, pero si solicitas la domiciliación del pago, debes haber presentado la declaración antes del 26 de junio. El importe del pago si la declaración sale a pagar se puede fraccionar sin coste, abonando el 60% inicial hasta el 30 de junio y el 40% restante el 5 de noviembre.

Hacienda también puede equivocarse, no des toda su información como buena 

La obligación de comprobar si todos los datos son correctos a la hora de presentar la declaración es del contribuyente, no de Hacienda. Es conveniente revisar que toda la información esté bien, especialmente si hay información que no se haya incluido. 

Por ejemplo, si no has informado de que tienes más hijos o eres familia numerosa, difícilmente la AEAT podrá saberlo. Los errores pueden ser a favor de Hacienda, como deducciones por adquisición de la vivienda, pero también en su contra, como la no imputación de subvenciones recibidas que tributan o el plan PIVE por compra de vehículo.

Hay más deducciones de las que crees

En la declaración de la renta se pueden incluir varias deducciones tanto a nivel estatal, como las donaciones a entidades sin ánimo de lucro (ONGs) o por aportaciones a planes de pensiones, como las que establece cada autonomía en el tramo del impuesto que le corresponde, por gastos de guardería, cuidado de menores, etc. 

Todas ellas se pueden revisar a través de la Agencia Tributaria. Para poder beneficiarte de estas deducciones es importante tener soporte documental que acredite que tenemos derecho a ellas, como, por ejemplo, justificantes de pagos a guardería o facturas por adquisición de libros o material escolar.

Ten en cuenta qué ha pasado con tu declaración para mejorar la siguiente

Aprende de tus errores. Uno de los más comunes es no haber ajustado bien tus retenciones y tener que pagar por ello o no poder beneficiarte de deducciones como las de planes de pensiones por no contratarlos o realizar aportaciones antes del 31 de diciembre. Lo hecho el año pasado no es solucionable, pero quedan muchos meses en los que puedes mejorar tu fiscalidad para conseguir mejores resultados que verás en la próxima declaración.

En Seguros de tú a tú | Declaración de la Renta individual o conjunta, ¿Cuál me conviene?