Así tienes que hacer tu declaración si has tenido dos pagadores

Tags:

Hoy en día, es bastante habitual tener dos pagadores dentro de un mismo año, bien sea porque cambiamos de empresa, porque estamos pluriempleados e, incluso, porque nos hemos quedado en paro. En muchos casos, estas circunstancias dan lugar a que la Declaración de la Renta nos salga a pagar, lo que puede suponer un gran problema para nuestras finanzas personales​​.

Menos retenciones, más nos tocará pagar en la Declaración

Pero, ¿por qué ocurre esto? El IRPF es un impuesto progresivo, lo que quiere decir que el gravamen que se aplica a nuestros ingresos depende, precisamente, de cuál sea nuestra renta anual. Cuanto mayores sean nuestros ingresos, mayor será nuestra base imponible a efectos fiscales​ y, por tanto, el tip​o impositivo que debemos aplicar. 

Cuando tenemos dos p​agadores, cada uno de ellos nos aplicará una retención de nuestro sueldo en función del total que nos ha pagado sin tener en cuenta el resto de ingresos que obtenemos. Las empresas consideran de forma individual cada sueldo, con lo que la retención que aplica es menor porque la cuantía sobre la que la aplica es menor. Pero Hacienda no lo hace así; a la hora de hacer la Declaración de la Renta, Hacienda considera ambos sueldos como un total, con lo que nos aplica en nuestra Declaración un gravamen superior al de nuestros pagadores y, por esta razón, nos sale a pagar.

Un ejemplo nos lo aclara mejor. Eva ha trabajado durante siete meses en una empresa de la que ha cobrado 12.000 euros; este pagador le retuvo de su sueldo un 19,5%, que es el gravamen que correspondería para un solo pagador; por otro lado, la nueva empresa en la que Eva entró a trabajar le ingresó en su cuenta otros 12.000 euros por los que también le retuvo un 19,5%. Así, en total, los ingresos de Eva a lo largo del pasado año alcanzaron los 24.000 euros, para los que Hacienda impone un tipo máximo del 30,5% y Eva solo ha pagado un 19,5%. Eva deberá hacer frente a esos once puntos de diferencia entre la retención que le aplican y lo que le exigirá Hacienda.

¿Estoy obligado a presentar la Declaración con menos ingresos?

También cambia, cuando se tienen dos pagadores, la obligatoriedad de rendir cuentas a Hacienda. Así, si el límite establecido para las ganancias generales está en los 22.000 euros, cuando se haya tenido más de un pagador a lo largo del año la cuantía total se reduce a los 11.200 euros, siempre y cuando el segundo o los siguientes pagadores hayan desembolsado más de 1.500 euros.

¿Qué ocurre si nos hemos quedado en paro?

Hay que tener en cuenta que las prestaciones obtenidas por parte de los Servicios Públicos de Empleo Estatal son consideradas como un sueldo más por la Agencia Tributaria. Dicho de otro modo, haber estado en paro el año pasado se considera un pagador más a efectos fiscales, con lo que esto implica. ​

La mayor parte de personas que se han quedado en paro tendrán que presentar la Declaración de la Renta el año siguiente y lo más seguro es que les salga a pagar, ya que Hacienda aplica una retención muy baja a las prestaciones por desempleo que debemos regularizar en la Declaración.

En definitiva, quedarse en paro,​ cambiar de empresa o estar en una situación de pluriactividad son las circunstancias más habituales que implican haber tenido dos pagadores, y que dan lugar a implicaciones muy importantes a la hora de presentar nuestra Declaración de la Renta.

En Seguros de Tú a Tú | La declaración me sale a pagar, ¿algún consejo?