Así te afecta el Euribor Plus, el nuevo índice hipotecario

​Del dicho al hecho. Del Euríbor al Euríbor Plus. De un índice elaborado sobre expectativas a uno realizado con datos reales. Prepáreate, ya que el índice al que se referencian la práctica totalidad de las hipotecas en España proyecta su cambio, aunque aún sin fecha para su gran estreno.

Hasta ahora, el Euríbor es el resultado de la media de los tipos de interés que los bancos europeos utilizan para prestarse el dinero entre ellos. Dicho de otra manera, se trata del precio medio que los bancos ponen a lo que se prestan. El cálculo se realiza diariamente y sirve de referencia para las hipotecas.

Pero esto cambiará. La Comisión Europea prepara la modificación de esta fórmula y el desembarco de lo que llaman Euribor Plus. La principal diferencia entre ambos es que mientras el Euríbor se elabora a modo de encuesta, el Euribor Plus se realizará sobre el tipo de interés real al que se han prestado el dinero, sobre lo que queda por escrito. 

Como cuando nos hacen una encuesta antes de entrar al súper y nos preguntan qué producto de limpieza usamos o qué yogurt comemos. Igual una vez dentro de la tienda y una vez revisados los precios, cambiamos de  idea pero la respuesta ya está dada y nuestra elección de viva voz, aunque no sea la impresa en el ticket de compra, es la buena para la encuesta. Evitar estas confusiones ha sido la razón principal que ha llevado a la Comisión a modificar el índice.

El Euríbor Plus esta está en fase técnica de elaboración por parte de la Comisión Europea y aún es pronto para saber cómo afectará realmente a las hipotecas. Aunque, como suele suceder en estos casos, ya nace con críticas. Los expertos apuntan a que los bancos no realizan muchas operaciones reales con el plazo de un año, que es el que se utiliza para las hipotecas, por  lo que no habrá muchos datos con lo que realizar el índice.

Ya hay quien dice que encarecerá las hipotecas, pero también los hay que apuestan porque no. Ambos argumentos hacen referencia a los tipos de interés de los que, en última instancia, depende siempre del Euribor. El dinero que se prestan entre si las entidades, lo piden prestado al Banco Central Europeo que se lo da al tipo de interés establecido. Si ese precio oficial del dinero baja, los bancos pagarán menos por él, así que lo ofrecerán también a un precio más barato. Al contrario, si suben los tipos, lo lógico es que se encarezca.

Como con cualquier otro cambio, tendremos que ir acostumbrándonos. Si hasta ahora, el Euribor formaba parte de nuestra vida cotidiana, en breve tendrá que ir acompañado de otra palabra, Plus.

En Seguros de tú a tú El euribor está en negativo, ¿me devolverá dinero mi banco?