Acelerar tu metabolismo, clave para perder grasa. Seis hábitos para adelgazar incluso estando quieto

Al contrario de lo que normalmente se cree, dejar de comer no adelgaza e incluso puede hacer que ganemos peso, salvo que entremos en estado de inanición, en cuyo caso estaríamos poniendo en riesgo nuestra vida. De hecho, en muchas ocasiones, comer más puede incluso acelerar el proceso de adelgazamiento. Esto es debido a la existencia de alimentos que aceleran nuestro metabolismo, la verdadera razón de ser que facilita la pérdida de grasa en nuestro organismo.

Pero, ¿cómo se puede acelerar el metabolismo de una forma sencilla? Os dejamos con varios hábitos saludables que permiten lograr este objetivo de una forma relativamente sencilla.

Realiza cinco o seis comidas al día

El número de calorías cuenta, y mucho. Es mejor realizar cinco o seis comidas livianas al día que realizar tres que sean pesadas y con un alto contenido calórico. La cena debe ser liviana y, al menos, con tres horas de antelación antes de ir a dormir y, sobre todo, asegurarte un buen desayuno que contenga una fruta, cereales y proteínas que permiten poner en marcha tu metabolismo a primera hora del día.

Dormir lo suficiente

Si no dormimos lo suficiente, nuestro metabolismo se vuelve más lento, al tiempo que aumenta los niveles de azúcar en sangre y la resistencia a la insulina, lo cual constituye un factor de riesgo para sufrir diabetes tipo 2. Pero, además, está suficientemente demostrado que dormir poco aumenta la grelina, más conocida como la hormona del hambre y reduce la leptina, la hormona de la saciedad. Por eso, dormir poco reduce las calorías que quemas, afecta de forma negativa la forma en la que se procesa el azúcar y altera las hormonas que provocan el apetito, lo que en última instancia provoca una mayor resistencia a adelgazar.

Cuanto más picante, mejor

Sí, aunque parezca irrelevante, los alimentos picantes permiten acelerar el metabolismo. Los pimientos, por ejemplo, contienen capsaicina, una sustancia que numerosos estudios han demostrado que contribuyen a quemar unas 10 calorías extra por comida. Evidentemente, este consejo es aplicable solo en caso de que podamos soportar este tipo de comidas, algo que no todos los estómagos son capaces de soportar.

La mejor proteína es... 

La proteína Whey, más conocida como suero de leche, es un alimento de eficacia contrastada para bajar peso. No en vano, muchos complementos nutricionales utilizan esta proteína para ayudar a muchos pacientes a acelerar nuestro metabolismo y reducir el apetito. De hecho, un estudio realizado entre varias personas que consumieron la proteína Whey antes de cenar demostró que estas personas comieron un 50% menos que aquellos que tomaron solo agua.

Bebe agua, mucha agua

Los expertos recomiendan beber, al menos, dos litros de agua al día. De hecho, beber agua fría aumenta nuestra tasa metabólica en un 30% durante, al menos, 30 minutos. Esto es debido a la cantidad de energía necesaria para calentar el agua a la temperatura corporal

Y, por supuesto, haz ejercicio físico

El ejercicio físico no solo es una excelente práctica para bajar de peso; también contribuye a acelerar nuestro metabolismo, lo que en última instancia hace que podamos adelgazar incluso cuando estamos sentados en nuestro sofá. Para ello, además de los ejercicios físicos, es recomendable realizar ejercicios de fuerza. Y si no tenemos tiempo de ir al gimnasio, siempre podemos ayudarnos de nuestra rutina diaria para conseguir este objetivo: subir escaleras sin parar, trotar unos metros, montar bicicleta en subida y levantar pesas es más efectivo que salir a caminar.

En Seguros de Tú a Tú | Correr para ser mejor inversor; ¿en qué se parecen la Bolsa y el running?