15 ​medidas simples con las que empezarás a ahorrar hoy mismo sin saber nada de finanzas

¿Quieres ahorrar pero no acabas de arrancar? ¿Te lo has planteado y no sabes cómo puedes lograr ahorrar con éxito? ¿Las finanzas no son tu fuerte y te gustaría saber cómo puedes exprimir al máximo tu dinero? No te preocupes porque, a continuación, hemos recopilado una relación de medidas simples con las que empezarás a ahorrar hoy mismo sin necesidad de ser un experto en finanzas.

Empieza ya, no hay tiempo que perder

Lo más importante es empezar a tomar medidas para ahorrar cuanto antes, sin dejar que la pereza nos impida lograr el objetivo. Empezar hoy es mejor que mañana.

Fija un objetivo de ahorro sencillo y alcanzable

Para ahorrar se necesitan objetivos y la mejor manera de empezar es elegir uno sencillo y fácilmente alcanzable en un tiempo razonable. Lograrlo servirá como un acelerador, motivando que se nos ocurran nuevos retos de ahorro y a buscar el camino para lograrlos.

Elimina gastos superfluos

Aunque sean muy pequeños, los gastos superfluos hay que eliminarlos. Todo suma y cuando se van cortando este tipo de gastos, a lo largo del tiempo puede constituir la diferencia entre ahorrar o no ahorrar. ¿Y si desayunas bien en casa para no tener que tomarte algo más que un café a media mañana? ¿Y si utilizas la bicicleta en lugar del coche para recorrer esos escasos 100 metros hasta la panadería?

Busca la forma de mejorar tu fuente de ingresos

Siempre se puede intentar mejorar la fuente de ingresos que mantiene el presupuesto del hogar, bien a través de la petición de una subida de salario, que no es fácil de consegui​r, buscando un nuevo trabajo en el que se pueda cobrar más, o pagando un programa de formación que nos permita crecer profesionalmente y anticipar un ascenso.

Busca nuevas fuentes de ingresos

Otra alternativa para ganar más dinero es buscar un segundo empleo que pueda compatibilizarse con la actividad principal, como transformar una afición en un trabajo por cuenta propia o un trabajo por horas. Eso sí, la lotería no cuenta como potencial fuente de ingreso, y más bien ​​podríamos clasificarlo dentro de los gastos superfluos a reducir. 

Gasta para poder ahorrar

Hay ocasiones en las que la mejor opción para ahorrar es gastar. Por ejemplo, una mejora en el aislamiento de la vivienda o instalar un termostato con programador, ayudan a pagar menos por la calefacción, al reducir las fugas de calor por ventanas y fachada y al optimizar el tiempo en el que está conectada.

Vende cosas que no uses

​Muchas veces se tienen en casa objetos que no se usan y que podrían tener una segunda oportunidad en manos de un tercero, así que plantearse su venta podría servir, además, para conseguir un dinero extra. Haciendo esto, también se puede conseguir más espacio en casa, para poder alquilar una habitación o el trastero, o puedes arreglártelas con una vivienda más pequeña y por extensión, más barata.

Alquila tu casa por unos días

Hay personas que usan servicios como Airbnb para alquilar su casa y así obtener ingresos extra que dedican al ahorro. Basta con prepararla un poco y formarse para poder captar clientes en servicios colaborativos​ como este.

Vende tu coche, cómprate una bici

Si los trayectos que haces a diario no son muy largos y el clima lo permite, puede que no necesites realmente el coche y te venga bien para el bolsillo cambiar los pedales del freno y el acelerador por los de una bici. Además de ahorrarte los gastos de combustible, mantenimiento, etc,, te pones en forma e, incluso, te puedes ahorrar el gimnasio.

Optimiza tu gasto en transporte público

¿Puedes ir en bus o metro en lugar de coger un taxi? ¿Y si caminas un poco, aunque sólo sea sólo unos días a la semana, y así ahorras en transporte? Pues eso, a veces un poco menos de comodidad es justo lo que permite ahorrar.

Usa servicios que ahorran por ti

Barakutin es un ejemplo de servicio ideal para ahorrar con poco esfuerzo en compras en Amazon, gracias a su sistema de monitorización y alertas de precios. Te das de alta, eliges qué productos quieres seguir y voilá, cuando bajen hasta el precio objetivo que hayas fijado, recibirás una alerta y podrás ahorrar.

Aprovecha los programas de fidelización para obtener descuentos

Muchas empresas ofrecen programas de fidelización para poder ahorrar, a través de tarjetas de cliente e incluso apps para llevarlas en el móvil​ siempre encima. Estos ahorros a veces pueden parecer pequeños pero si se es constante en el uso de estos programas, a lo largo del año se pueden lograr importantes ahorros.

Céntrate en pagar las deudas

Si tienes deudas por préstamos, haber consumido el crédito de alguna tarjeta y te cuesta llegar a fin de mes, una alternativa que puedes buscar es la de reunificar las deudas; o bien intentar plantear una estrategia efectiva que te permita avanzar y liberarte de ellas poco a poco.

Ahorra con una buena compañía

Ahorrar en pareja o fijar retos de ahorro en común con familiares y amigos puede ser una buena estrategia. El camino del ahorro, si se recorre acompañado, se hace más llevadero y puede ser el factor diferencial para lograr el éxito.

Asegura tu esfuerzo

​Ahorrar significa aplicar el ingenio y hacer algún sacrificio. Sin embargo, siempre existe el riesgo de que un accidente o un imprevisto pueda dar al traste con el esfuerzo ahorrador de años. Para evitar estos casos están los seguros​, que sirven para minimizar el impacto de los riesgos que nos rodean y son otro ejemplo de que para ahorrar muchas veces merece la pena gastar.

En definitiva, y aunque hay muchas más formas de ahorrar, estas son, posiblemente, las quince más interesantes. Y sí, es cierto; todas ellas parecen evidentes, pero pocas son las veces que las llevamos a la práctica. Así que, ánimo. Con un poco de constancia y esfuerzo, podrás ahorrar más de lo que piensas.

En Seguros de tú a tú | Esto es lo que debes tener en cuenta cuando apliques el método SMART a tus finanzas